El Papa alarmado afirmó que “el mundo está en tiempos de guerra mundial”, eliminando el término “a pedazos” que utilizaba

Ciudad del Vaticano.-El deterioro de la situación internacional se reflejó este miércoles en el cambio de enfoque del Papa en su cotidiano pedido de paz.

Francisco no reiteró el término “guerra mundial a pedazos” sino eligió la constatación del agravamiento al decir que “es necesario rezar por la paz en estos tiempos de guerra mundial” y recordar a “tantos países que sufren conflictos armados”, durante su intervención en la audiencia de los miércoles, celebrada en la plaza de San Pedro.

Al final insistió: “Necesitamos tanto la paz. El mundo está en guerra”.

Francisco reiteró la imperiosa necesidad “de que se detengan lo conflictos armados”. Citó los casos de “la martirizada Ucrania que está sufriendo tanto”, así como Palestina, Israel y Myammar”, la ex Birmania.

El Papa reclamó “que se detengan los conflictos armados. No olvidemos a tantos países que los padecen”, agregó.

Francisco dedicó su catequesis a la humldad, una virtud que, si no existe “hay guerras, discordia y división”

La humildad es una “fuente de paz en el mundo y en la iglesia.”

“La humildad es todo. Es lo que nos salva del Maligno y del pelígro de convertirnos en sus cómplies”, explicó.

En una jornada soleada con temperatura primaveral, señaló a los fieles que “para liberarnos del demonio de la soberbia, basta mirar un cielo estrellado para redescubrir la justa medida”.

Francesco dijo tamién que “la ciencia moderna nos permite ampliar mucho más el horizonte y sentir aún más el misterio que nos rodea y habita”.

No es la primera vez que Francisco se refiere a una tercera guerra mundial.

El año pasado, Francisco advirtió del riesgo de «autodestrucción» de la humanidad por lo que denominó entonces la «Tercera Guerra Mundial en pedazos» y sostuvo que la invasión rusa a Ucrania es sólo una parte de ese conflicto que «comenzó hace años».

«La guerra que se ha librado contra la atormentada Ucrania, una guerra sangrienta en el corazón de la Europa cristiana, es sólo una de tantos pedazos de la Tercera Guerra Mundial que desgraciadamente comenzó hace años», denunció entonces Francisco en el escrito introductorio a la obra dedicada a la Jornada Mundial de la Juventud que luego se celebró en Lisboa a inicios de agosto.

Pero este miércoles, descarto un conflicto global en «pedazos» para referirse a una situación bélica completa desde Ucrania hasta Myanmar, al subrayar «el mundo está en guerra».

En una entrevista en 2017, Francisco ya advertía en una entrevista los riesgos de un conflicto global que “puede llevarnos a la extinción” .

Era vigilia de Pascua, cuando Francisco por primera vez evocó la perspectiva de que la violencia llegue al espanto de extinguir a los habitantes del planeta.

“El mundo debe detener a los señores de la guerra. Hoy el pecado se manifiesta con toda su fuerza de destrucción en las guerras, en las diversas formas de violencia y maltratamiento, en el abandono de los más frágiles. Son los últimos, los inermes, los que siempre pagan”, dijo.Clarín.

Compartir: