Duro mensaje del Papa Francisco contra los gobiernos de «políticas económicas severas»

Ciudad del Vaticano.-El Papa Francisco dio un duro mensaje en el que advirtió que los gobiernos no pueden imponer situaciones, por sus elevadas deudas externas, que se traduzcan en «privaciones incompatibles con la dignidad humana». Definió como un «pecado social» permanecer indiferente a los problemas de la pobreza y la falta de inclusión social.

Para el Santo Pontífice, muchas de estas causas se originan en que luego de una globalización mal administrada, la pandemia y las guerras, hay una crisis de las deudas que genera miseria y angustia. Dijo que ese problema tiene mayor impacto en los países del sur en el mundo.

El mensaje categórico del Papa lo hizo al recibir en una audiencia especial a los participantes del seminario sobre “la crisis de deuda en el Sur Global». Allí participó el exministro de economía con Alberto Fernández, Martín Guzmán.

El Papa llamó a pensar “en una nueva arquitectura financiera internacional que sea audaz y creativa”, ya que entre otras cosas, propuso que se condonen o reduzcan las deudas externas que resultan imposibles de pagar para muchos países del sur del mundo.

El papa pronunció un duro mensaje al inaugurar la reunión de un seminario sobre «la crisis de deuda en el Sur Global». Está organizada por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PACS). No solo forma parte de PACS sino que preside el encuentro, Martín Guzmán, el exministro de economía con Alberto Fernández.

Luego de reseñar tres hechos negativos para el mundo como una globalización que calificó como «mal administrada», sumada a los efectos de la pandemia y las guerras, Francisco concluyó: «Ningún gobierno puede exigir moralmente a su pueblo que sufra privaciones incompatibles con la dignidad humana”.

Para el jefe de la Iglesia Católica, estos problemas afectan principalmente a los países del sur del mundo, lo que provoca miseria y angustia, y despoja a millones de personas de la posibilidad de un futuro digno.

Este seminario también esta organizado por la «Iniciativa para el diálogo político» (IPD) de la Universidad de Columbia. Por eso también participa el premio nobel de economía y mentor de Guzmán, Joseph Stiglitz.

Francisco describió que hay que buscar nuevos mecanismos para solucionar la falta de recursos – en especial de los países del Sur. “Para tratar de romper el círculo financiamiento-deuda sería necesaria la creación de un mecanismo multinacional, basado en la solidaridad y la armonía de los pueblos», dijo el Papa como peludio para criticar el individualismo ante la crisis.

«La ausencia de este mecanismo favorece el ‘sálvese quien pueda’, donde pierden siempre los más débiles”, remató.

El papa dijo en una parte de su presentación para inaugurar el seminario: «La actual crisis económica y social, agravada por el flagelo de la deuda externa que paraliza el desarrollo, ha afectado a la población y aumentado la pobreza, el desempleo y la desigualdad social, al tiempo que ha contribuido a la explotación y el abuso de nuestra casa común, hasta un nivel nunca lo hubiésemos imaginado antes».

Entre los pedidos que hizo Francisco por los efectos de la deuda de los países dijo: “Aliviar la carga de la deuda que hoy afecta a un gran número de países y comunidades es un gesto profundamente humano que puede ayudar a las personas a desarrollarse y a tener acceso a vacunas, salud, educación y empleo”.A24.

Compartir: