A los 82 años falleció en prisión Bernie Madoff, el autor de la mayor estafa piramidal de la historia

242

Washington.-En 2009 fue condenado a 150 años de cárcel. Defraudó a 37.000 personas en 136 países.

Su nombre es sinónimo de estafa. El financista estafador Bernie Madoff, el cerebro del mayor fraude financiero de la historia de Estados Unidos, con decenas de miles de víctimas, muchas de ellas ricas y famosas, falleció este miércoles a los 82 años en prisión, donde cumplía una condena de 150 años.

El hombre que con su estafa ocupó la tapa de los diarios del mundo por varios meses mientras arreciaba la crisis financiera de 2008 murió en un centro sanitario de la prisión de Butner, North Carolina, donde era tratado por una enfermedad terminal de riñón, informó la agencia AP.

El financista había sido protagonista de un escándalo de dimensiones increíbles cuando el esquema fraudulento de Ponzi que había ideado para estafar por décadas a decenas de miles de personas estalló. Entre sus víctimas estaban el director Steven Spielberg, los actores Kevin Bacon y John Malcovich, el ex dueño de los New York Mets Fred Wilpon, el premio Nobel Elie Weisel, el conductor Larry King, la actriz Zsa Zsa Gabor e inversionistas desconocidos de todo el mundo que perdieron millones.

En 2009 se declaró culpable de idear un sistema financiero que los investigadores dijeron que comenzó a principios de 1970 y de defraudar a cerca de 37.000 personas en 136 países hasta que su castillo se derrumbó en diciembre de 2008.

Desde entonces quedó atrás su vida de lujo, con yates y fiestas en Manhattan, que lo habían convertido en uno de los referentes de la socialité neoyorquina.

Madoff siempre argumentó que el fraude comenzó recién en los 90 y que se debió al que el mercado se alteró por la recesión y la Guerra del Golfo. Pero los investigadores demostraron que el financista no había hecho ninguna inversión con la cartera de clientes por varios años. Lo que hacía era depositar los fondos en una simple cuenta de banco y pagaba a los nuevos clientes con los fondos de clientes anteriores –un clásico esquema piramidal—y les daba informes falsificados para que se quedaran tranquilos. El retorno era ficticio.

Una investigación posterior sobre el rol de la SEC encontró que algunos funcionarios de la agencia sólo creyeron en la palabra de Madoff sin chequear si las operaciones eran legítimas.

En junio de 2020, un juez denegó un pedido para que lo liberaran por su enfermedad diciendo que Madoff había cometido “uno de los más grandes delitos financieros de todos los tiempos”.

Madoff había nacido en Queens, New York, en 1938 como hijo de Silvia y Ralph, que comenzó siendo plomero y terminó como un agente de bolsa. Bernie era un hombre de prestigio en Wall Street, que había fundado su propia firma a los 22 años y que había llegado a ser uno de los máximos ejecutivos de Nasdaq en 1990.

Su carrera estalló con la crisis de 2008, cuando sus clientes quisieron retirar los fondos y él no pudo sostener su sistema fraudulento. En diciembre de 2008, él confesó a sus hijos Mark y Andrew que todo era una mentira y que solo quería ganar tiempo para poder enfrentar las deudas. Ellos finalmente alertaron a las autoridades.

El 1 de diciembre allanaron sus lujosas oficinas de la 3ra Avenida de Manhattan. En marzo de 2009 se declaró culpable de 11 delitos federales y admitió haber ideado el más grande esquema de Ponzi de la historia, pero aseguró que su familia no estaba involucrada. El fiscal del caso igualmente llevó a juicio a docenas de personas vinculadas con él, incluyendo a miembros de su familia argumentando que sabían y que no hicieron nada por frenar el fraude.

Uno de los hijos de Madoff, Mark, se suicidó dos días después del arresto de su padre. Cuatro años después, Andrew falleció de un cáncer.

Madoff fue sentenciado tres meses después a 150 años de prisión y a devolver US$170.000 millones. El fiscal recuperó hasta ahora unos 14.000 millones para los clientes.

El actor Kevin Bacon, uno de los damnificados por varios millones, dijo en 2012 que veía a Madoff como “un hombre enfermo” y que ellos habían hecho “una mala decisión al confiar en él”.

El sobreviviente del Holocausto y premio Nobel de la Paz Elie Wiesel perdió junto a su esposa Marion todos sus ahorros de 12 millones de dólares más 15 millones de su organización de caridad. Describió a Madoff como “uno de los más grandes sinvergüenzas, ladrón, mentiroso y criminal”.Clarín.

Compartir: