Aduanas y empresas de courier encaran plan de formalización del sector

292

Asunción, IP.- Representantes de las empresas de courier se reunieron con el director de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Julio Fernández, para abordar el plan institucional de formalización de las operaciones de comercio exterior, que incluyen las compras vía internet, entre otros similares.

En la ocasión representantes de las empresas Paraguay Box; Paraguay Courier; Global Box; Fast Rental y Caba Logística destacaron la importancia de consolidar los esfuerzos de transparencia y formalización de las operaciones que se desarrollan bajo el régimen de Remesa Expresa, de forma a aumentar los ingresos tributarios para que el Estado cumpla con sus fines.

Los representantes de las empresas de courier exigieron la formalización total del sector de manera a evitar la competencia desleal, en el sector. Manifestaron su deseo de que todas las empresas del ramo se formalicen.

Coincidieron en que la tardanza en el ingreso de algunos productos en la actualidad se debe a la necesidad de licencias, autorizaciones y permisos que exigen algunas instituciones del Estado que intervienen antes de ponerse en marcha el proceso de despacho.

En ese sentido se aclaró que Aduanas es una institución que actúa en segunda instancia, ya que los despachos no pueden ser procesados sin que el importador cumpla antes con la presentación de la correspondiente licencia, autorizaciones o permiso según el caso.

En este contexto, el titular de la DNA destacó la necesidad de alcanzar un efectivo punto de equilibrio entre el control y la facilitación del comercio, que apunte al sostenimiento de una dinámica fluida de las operaciones y la rápida  liberación de las mercaderías, de manera a satisfacer la demanda de mercado.

Igualmente se mencionó que el Ministerio de Industria y Comercio impulsa un renovado proyecto por el cual se busca liberar y contribuir a la facilitación del comercio de Remesa Expresa (Courier).

En el régimen vigente de las importaciones vía courier, el eventual comprador -dependiendo del valor de las mercaderías -, debe abonar un Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 13 por ciento por producto que tengan  un valor de  hasta 100 dólares.

Estas operaciones, hasta 100 dólares, están exentas del gravamen aduanero pero no del IVA. Las cargas que los clientes no declaren debidamente son pasibles de sanciones y demoras.

En el caso de las mercaderías de más de 100 dólares y hasta 1.000 dólares estos deben abonar los impuestos previstos en la legislación vigente y el impuesto aduanero del 15 por ciento al 35 por ciento.

Es importante aclarar que los impuestos no se cobran por kilos, sino sobre  el valor de la mercadería, y deben exigir sus facturas de impuestos.

Compartir: