América Latina se prepara para la explosión del coronavirus

126

Buenos Aires.-Mientras los países de América Latina toman sus medidas para paliar los brotes de COVID-19 en sus territorios, el número de infectados sigue creciendo. Con diferentes métodos y horizontes, existen varias previsiones sobre el momento en que la cifra de infectados se disparará.

El coronavirus está presente en todo el continente americano. En América Latina, algunos Gobiernos no tardaron en adoptar la cuarentena general —ya sea obligatoria o recomendada— en el marco del combate a la pandemia de COVID-19. Mientras ajustan las medidas de aislamiento social, cada país analiza las previsiones que indican los posibles momentos en que habrá una «explosión» de los casos.

Interviene en esto el denominado ‘tiempo de duplicación’ del virus, un número que básicamente mide en cuántos días la cantidad de diagnosticados con COVID-19 se duplica. Italia y España, los dos países que en este momento tiene mayor afectación por el virus, presentan tasas de duplicación de dos días en este momento. Es decir, ambos países duplican la cantidad de infectados cada dos días, en promedio.

En América Latina, la situación no llegó a los niveles del epicentro europeo al cabo de un mes desde que se registraron los primeros casos en febrero, pero los números muestran tendencias preocupantes en algunos países. Ecuador, por ejemplo, ha tenido una tasa de duplicación de 1,4 días, según un análisis presentado por el diario español El País con datos del Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad John Hopkins (EEUU).

Una particularidad del virus es clave en este asunto: el largo período de incubación del virus hace que muchas personas no presenten síntomas hasta pasados 14 días desde que se infectan. Esto hace que, a pesar de que la mayoría de los países del mundo ya implementaron cuarentenas, las cifras de casos continuarán creciendo.

En efecto, a pesar de que la población se mantiene mayoritariamente en sus casas, los sistemas de salud comienzan a registrar a personas que se infectaron antes de que se adoptaran las medidas de confinamiento.

Según este modelo, las curvas de crecimiento de casos deberían comenzar a mostrar resultados no antes de la tercera semana de distanciamiento social.

Ecuador

En Ecuador se registraron más de mil casos y casi 30 muertos por el virus a dos semanas de detectado el primer caso en ese país. La situación es preocupante en el país en el que el presidente Lenín Moreno decretó un «estado de excepción» el 17 de marzo pasado. A partir de esa fecha, cuando comenzó el confinamiento generalizado de la población, los especialistas esperan que el pico de casos se dé en los últimos días de marzo.

Brasil

La situación es aún más delicada en Brasil, el país de América Latina más afectado por la pandemia. El lunes 23 de marzo el país ya registraba más de 1.800 infectados y una cifra de 34 fallecidos. Mientras se acumulan las críticas al presidente Jair Bolsonaro por su forma de encarar la crisis sanitaria, el Observatorio COVID-19 BR —una iniciativa de varios investigadores independientes— pronostica que los casos superarán los 7.000 el 28 de marzo. Para los expertos, el crecimiento exponencial de la enfermedad hace «inadecuado» pronosticar lo que sucederá dentro de más de cinco días.

Argentina

Argentina, por su parte, decretó una cuarentena obligatoria que rige desde 20 de marzo y ya cuenta unos 300 casos con seis muertos confirmados. Un informe reservado del Ministerio de Salud al presidente argentino Alberto Fernández, consignado por Infobae, plantea que con las medidas adoptadas hasta el momento por el Gobierno, más «nuevas medidas escalonadas», permitirían alcanzar un máximo de 250.000 casos «a principios del mes de junio».

Esa cifra, claro, debería ser el resultado de un «aplanamiento de la curva» como consecuencia de la cuarentena obligatoria. Otras estimaciones de asesores del Gobierno recogidas por la prensa argentina dan cuenta de que el crecimiento descontrolado de contagios culminaría a fines de abril.

Colombia

Colombia es otro de los países que decretó una cuarentena obligatoria que comenzó a regir el 24 de marzo, día en que el país había superado los 300 contagios y alcanzado las 3 muertes. Una previsión hecha por el propio Gobierno el 17 de marzo, indicaba que el sistema sanitario colombiano debía prepararse para atender un máximo de 3.989.853 de infectados, sin especificar la fecha en que se daría ese pico.

Chile

Antes de ser superado por Uruguay, Chile se posicionó como el país con más contagios cada 100.000 habitantes. El primer salto en la curva de casos se dio el 15 de marzo, cuando saltó de 75 a 156 casos. Cuatro días después volvió a haber un salto, pasando de 238 a 342 infectados. Desde ese día, la curva siguió un crecimiento de cerca de 100 casos positivos por día, superando los 900 el 24 de marzo.

El ministro de Salud chileno, Jorge Mañalich, reconoció que «es posible» que el país llegue al comienzo de abril con 40.000 personas infectadas. Incluso, durante una entrevista con el canal 24hs, el jerarca reconoció que el Gobierno chileno se prepara «para una cifra y un escenario que incluso es mayor». Sin embargo, no reveló la proyección que maneja el Gobierno chileno.

México

«Preparémonos para una epidemia larga», pidió el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell Ramírez, según recoge la prensa local. El jerarca pidió tomar como referencia a China, donde la epidemia por coronavirus se extendió por 12 semanas, «seis semanas en que subió la cantidad de casos y seis semanas en que empezó a bajar», detalló.

El jerarca pronosticó que el pico de casos en México se dará en el mes de agosto y que el país norteamericano podría declarar el fin de la propagación de COVID-19 recién en el mes de octubre.

Compartir: