Arrancó cumbre del G7 marcada por la guerra en Ucrania y sus consecuencias

288

Berlin.- Las sesiones empezaron oficialmente al mediodía en el castillo de Elmau, en Baviera, pero ya antes se empezaron a anunciar decisiones. «Debemos permanecer juntos», declaró Biden a Scholz en la entrevista inicial.

Los líderes del grupo de los siete países más industrializados del mundo, el G7, se reúnen desde hoy domingo y hasta el martes en el castillo de Elmau, en Baviera, para una cumbre cuyo tema dominante es la guerra de Ucrania y sus estragos económicos, tanto en el precio de la energía como en la crisis alimentaria derivada del bloqueo al trigo.

El canciller alemán, Olaf Scholz, anfitrión de la cumbre, quiso mostrar confianza sobre sus resultados: «Podemos tomar decisiones importantes (…) si actuamos unidos y con determinación», afirmó.

En sus tres días de reuniones en el castillo bávaro de Elmau, los dirigentes de Estados Unidos, Alemania (que ejerce la presidencia de turno), Japón, Francia, Reino Unido, Italia y Canadá abordarán otros desafíos, como la amenaza de recesión en sus propios países y las crisis ambientales provocadas por el cambio climático.

Una reunión entre Scholz y el presidente estadounidense, Joe Biden, precedió a la apertura oficial de las sesiones, a partir del mediodía (las 10:00 GMT).

«Debemos permanecer juntos», declaró Biden a Scholz en el inicio de esa entrevista. El presidente ruso Vladimir Putin esperaba «que, de una forma u otra, la OTAN y el G7 se dividan», dijo Biden. «Pero no lo hemos hecho y no lo haremos», agregó.

«Juntos, el G7 anunciaremos la prohibición la importación de oro ruso, una importante exportación que genera decenas de miles de millones de dólares para Rusia», ha hecho saber Biden en su cuenta de Twitter. El Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Japón van a prohibir las importaciones de oro ruso, anunció por su parte el gobierno británico en el primer día de la cumbre.

«Estas medidas golpearán directamente a los oligarcas rusos e impactarán en el centro de la maquinaria de guerra de Putin», declaró el primer ministro británico Boris Johnson.

Compartir: