Aseguran que Alto Paraná está dejando de ser epicentro del coronavirus mientras aumentan casos en Asunción y Central

521

Asunción, Agencia IP.- El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social informó que se observa una curva de descenso de contagios de covid-19 en todo el departamento de Alto Paraná, mientras que Central y Asunción experimentan un ascenso acelerado en la cifra de infectados con el virus.

El epicentro de covid-19 está dejando de ser Alto Paraná y de a poco el área metropolitana de Asunción, con un crecimiento acelerado de infectados, se abre paso para convertirse en el próximo epicentro del virus en el país.

De ésta manera, el este del país deja de ser el epicentro de la pandemia en el territorio nacional para dar paso al área Metropolitana a un crecimiento acelerado de nuevos infectados, internaciones y ocupaciones en terapia intensiva así como fallecimientos.

En base al informe del director General de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, el décimo departamento reporta un descenso de casos de covid-19 y para mitigar el impacto de la pandemia, alienta a la población a no relajarse en el cumplimiento de las medidas sanitarias, ya que “países que se relajaron vieron su segunda oleada».

Aseguró que es momento de adaptarse e incorporar las recomendaciones sanitarias para disminuir los riesgos y así hacer frente al virus. “Saber toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el ángulo del codo y no con la mano; conservar el distanciamiento físico y usar mascarilla en todo momento, sobre todo en lugares de mucha aglomeración y donde sea difícil mantener la distancia. Así también, recuerda a aquellos que tienen planeado reunirse, hacerlo en espacios al aire libre sin descuidar las medidas de seguridad.

Pruebas de vacunas contra la covid-19

Respecto a la pausa que se imprimió a las pruebas de la vacuna contra el coronavirus ante posibles reacciones adversas, Sequera explicó que la fase tres, es la que más demora presenta en el desarrollo de las vacunas, que es la etapa en la que se hallan varios proyectos, entre ellos la vacuna de Oxford.

Explicó que en las primeras dos fases las pruebas con la vacuna se realizan a un minoritario grupo de personas; se ve si la vacuna es segura, si genera anticuerpos. En tanto que en la fase tres, la aplicación se extiende a miles de personas, con lo que se comprueba su eficacia y todo el espectro de efectos colaterales que pueda causar.

Sostuvo que esta fase es la más difícil, por eso las pruebas se realizan en territorios donde la epidemia está muy avanzada, con muchos casos. Las pruebas se desarrollan a doble ciego para evitar sesgo en la interpretación de resultados.

Consideró que informar sobre los efectos adversos encontrados, es lo que garantiza un proceso transparente en el desarrollo de vacunas. «Yo dudaría de las vacunas que pasan a la fase tres y no han referido ningún efecto colateral», sentenció el médico.

«Cuando hay un efecto colateral no visto en las otras fases, el estudio se detiene y se hace una revisión minuciosa para ver en detalle qué ocurrió. Esto sucede en todos los ensayos clínicos», aseguró Guillermo Sequera.

Compartir: