Avances en Aña Cuá y adecuación de líneas de 500 Kv de Yacyretá, fueron obras resaltadas por Abdo Benítez

827

Asunción, Agencia IP.- Los avances registrados en la maquinización de Aña Cuá y la adecuación de las líneas LP1 y LP2 con las que Paraguay alcanzó la ansiada soberanía energética en Yacyretá fueron algunas de las obras resaltadas por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en su informe de gestión anual ante el Congreso Nacional.

El jefe de Estado, al referirse a la obra en ejecución actualmente en la margen izquierda del río Paraná, sobre el brazo Aña Cuá, destacó que es el emprendimiento hidroeléctrico más importante al menos de los últimos 30 años, y fue adjudicado a un costo 45% menos que el estipulado por gobiernos anteriores. De 600 millones de dólares previstos, finalmente requerirá una inversión de 350 millones de dólares.

La obra de maquinización de Aña Cuá, en junio cumplió dos años de ejecución y registra un avance superior al 30%. El presidente Abdo recordó el viernes último en el curso de su informe de gestión 2022 que una vez culminada, generará 10% más de energía para Yacyretá.

Asimismo, al referirse al trabajo de adecuación de las líneas 500 kV (LP1 y LP2), de la Central Hidroeléctrica Yacyretá, llevada adelante bajo esta administración, señaló que el mismo marcó un hito histórico en la obtención de la soberanía energética.

“Teniendo como norte la soberanía energética, se han puesto en servicio las respectivas líneas de transmisión de 500kV, concretándose así la posibilidad de retirar completamente la energía generada en Yacyretá, perteneciente a la República del Paraguay”, significó.

Foto: EBY

Agregó que respecto a Itaipú “continuamos con la ejecución de las obras de construcción de la línea de transmisión en doble terna y de la futura Subestación Yguazú, que harán factible el retiro del 100 por ciento de la potencia que nos corresponde”.

 “En las diferentes áreas que hacen parte de la labor del Gobierno, en la que resaltan la seguridad, la salud pública, las obras de infraestructura y la protección social, entre muchas otras, podrá verse siempre como telón de fondo ese respeto a la institucionalidad, que sin duda alguna legitima con fuerza los números inéditos que tenemos para mostrar y de los cuales podemos enorgullecernos genuinamente”, manifestó el presidente.

Insistió en que “es incuestionable que sin ese marco hubiese sido imposible sobresalir de manera histórica, como lo hizo esta administración, en el combate contra el crimen organizado y el narcotráfico. El enfrentamiento a estas manifestaciones delictivas es infructuoso sin un abordaje integral que involucre a todos los órganos de seguridad, cuestión que este gobierno tuvo clara desde sus inicios”.

Finalmente agradeció a la ciudadanía en general “por habernos puesto todos juntos a disposición de la patria, para mantener en pie nuestras instituciones políticas y nuestra forma de vida. Esa es la tarea que me alimenta el alma, y por la que trabajaré incansablemente hasta el último día de mi mandato. Todo lo que hago, con aciertos y errores, se fundamenta en el amor que siento hacia la patria y por el pueblo paraguayo”.

Compartir: