Banco Central eleva proyecciones de crecimiento del PIB al 4,5% para este año 

1828

Asunción, Agencia IP.- La proyección central de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2021 se ajustó de 3,5% a 4,5%, explicado por un desempeño económico mejor al previsto y, por un cambio favorable en el panorama sanitario, informó el Banco Central del Paraguay (BCP).

El boletín remitido detalla que, en los últimos meses, los registros de actividad económica se han ubicado por encima de lo previsto en el informe anterior, debido a los buenos resultados observados en la construcción, la ganadería y las manufacturas, principalmente.

Por otra parte, desde la última revisión, la curva de infectados por covid-19 se frenó significativamente, lo que ha dado un respiro al sistema de salud. Adicionalmente, las expectativas en cuanto a la evolución de la pandemia han mejorado sustancialmente por el notorio avance en el proceso de inmunización de la población a partir del mes de julio. Teniendo en cuenta este cambio en el panorama sanitario, se prevé que el dinamismo económico observado recientemente continúe afianzándose en los meses siguientes.

Desde el sector externo, el impulso ha seguido siendo positivo, lo cual ha influido favorablemente en los resultados de la ganadería, las manufacturas y el comercio. De esta manera, la corrección del pronóstico del PIB, por el lado de la oferta, se explica por una mejora en las líneas de otros servicios (incluye los segmentos más afectados por la pandemia), las construcciones, las manufacturas, el comercio y la ganadería.

Por el lado del gasto, se prevé un crecimiento más elevado de las inversiones, impulsadas por las construcciones y las compras de maquinarias y equipos. El consumo privado también tendrá una mayor expansión, sustentada en la recuperación gradual del mercado laboral y en las mejores expectativas de los agentes económicos.

En cuanto a la proyección de inflación para el 2021 el BCP refiere que se ajustó de 3,8% a 4,0%, consistente con el comportamiento reciente de los precios y las mejores perspectivas económicas. En el segundo trimestre, los datos observados de inflación se ubicaron por encima de lo pronosticado para ese periodo, lo cual también implica un punto de partida más elevado para las proyecciones.

Por otro lado, los mejores resultados esperados en términos de actividad económica se traducirán en un cierre de la brecha del producto más rápido que lo anticipado. Este escenario, juntamente con unas condiciones monetarias reales más laxas -por una mayor depreciación del tipo de cambio real-, contribuyeron a que la inflación proyectada se sitúe en un nivel superior a lo presentado en el Informe de Política Monetaria de marzo.

Teniendo en cuenta los supuestos más probables sobre el comportamiento futuro de las variables macroeconómicas internas y externas, la inflación se ubicaría ligeramente por encima del 4% en el primer semestre del 2022, para luego converger hacia la meta a partir del tercer trimestre y se mantendría en esos niveles hasta el horizonte relevante para la política monetaria.

Compartir: