Benjamín Hockin y su emocionado retorno al agua

1080

Asunción, IP.- La cuarentena inteligente impulsada por las autoridades sanitarias permitió que los atletas integrantes de la Élite Deportiva Paraguay vayan retomando los entrenamientos. El nadador olímpico paraguayo Benjamín Hockin, es uno de los que retomaron sus entrenamientos y compartió las emociones de volver al agua tras varias semanas de pausa.

Hockin, integrante de la Elite Deportiva Paraguay y referente de la natación paraguaya ante el mundo, volvió a entrenar en el agua, algo que había quedado pospuesto debido a las medidas sanitarias para evitar la propagación del Coronavirus en el país. Con el inicio de la cuarentana inteligente, la Secretaría Nacional de Deportes (SND) socializó los protocolos para la vuelta al entrenamiento de los atletas de alto rendimiento.

El Centro Acuático Nacional fue uno de los dos espacios previstos por la matriz del deporte paraguayo, por lo que Benji y sus compañeros nadadores pudieron volver al hábitat en el que más cómodos se sienten para prepararse de la mejor manera, pensando ya en el retorno de las actividades normales, y con ello, las competencias deportivas.

Una sensación única

“Sin duda la primera vez que me tiré, después de 6 o 7 semanas que estuvimos fuera del agua, fue una sensación increíble. De verdad extrañábamos muchísimo poder entrenar nuevamente. Durante el tiempo que no pudimos entrenar en el agua, si bien hacíamos preparación física, no es lo mismo que entrenar en el agua, entendiendo que la natación es un deporte muy específico y la mayor parte del entrenamiento se hace en el agua. La sensación es increíble, es un alivio volver, como se dice, a nuestro hábitat”, compartió el delfín paraguayo sobre su primer chapuzón después de la pausa, en entrevista con la SND.

“Fue muy difícil el parate porque veníamos trabajando con la preparación de cara a lo que iban a ser los Juegos Olímpicos y unas competencias a nivel sudamericano que obviamente fueron todas pospuestas. Veníamos entrenando muy bien y de repente que todo se cierre y no poder seguir la preparación de la debida forma cuesta mucho, por sobre todo lo que implica estar así 6 o 7 semanas”, añadió.

Reinventarse, una actividad que se volvió común en tiempos de pandemia. El atleta también tuvo que volver a pensar en la mejor manera de enfrentar dicha situación al tiempo de mantener un estilo de vida saludable y acorde con las exigencias que tienen los atletas de alto rendimiento.

“En mi caso traté de enfocarme en otros aspectos importantes de la preparación. Le di énfasis a temas como la flexibilidad, que era un área que de repente no le prestaba mucha atención y aproveché el tiempo fuera del agua para hacer más ejercicios y trabajar en la preparación física condicionando el cuerpo en aspectos que también ayudan a la preparación de cara a las competencias internacionales”, explicó el olímpico paraguayo.

El cuidado y el respeto a las medidas siguen con igual atención. “Todo nuestro entrenamiento se da respetando los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud, la Secretaría Nacional de Deportes y el COP. Así también el Centro Acuático Nacional tiene su protocolo para poder ingresar, para entrenar y también antes de retirarnos. Como deportistas tenemos que ser responsables también y tener los cuidados para ingresar a los predios, tener el cuidado personal y cuidarnos entre todos porque esa es la forma de salir adelante”, puntualizó el nadador.

Igualmente destacó la necesidad de cumplir las medidas generales de promoción, prevención y protección, como el lavado de manos y el distanciamiento físico. “Tenemos el distanciamiento ya que en el agua tenemos los andariveles, en el COP tenemos un espacio amplio que nos permite guardar distancia con los demás compañeros y se trabaja en grupos reducidos”, detalló.

Así mismo, Hockin instó a los deportistas a no bajar la guardia y seguir con los cuidados, respetar los protocolos, y cuidarse entre todos. “También depende de nosotros que esto siga progresando y así que en la siguiente fase los demás compañeros deportistas puedan ir ingresando”.

Mirar al otro lado de la piscina y nadar hacia esos objetivos

Sobre cómo se ve actualmente, Benjamin comenta que “hoy mismo solo me concentro en el día a día. Sabemos que la pandemia modificó todos los planes que teníamos y todos tuvimos que reinventarnos y readaptarnos a estas nuevas circunstancias, pero sin duda hoy me siento bien y ya estoy volviendo a los entrenamientos que es algo que me encanta y me apasiona”.

“Obviamente representar al país es algo que me emociona, me llena de orgullo y es algo que quiero volver a hacerlo. Por eso me voy a estar preparando para las próximas competencias internacionales y obviamente para lo que se viene que son los Juegos Olímpicos de Tokio”, finaliza el atleta paraguayo.

La pandemia no hace olvidar el deseo de muchos atletas que buscan representar al Paraguay en eventos deportivos internacionales, donde ya es costumbre posicionar al país entre las naciones que tienen grandes posibilidades de llegar a los podios, olvidando los tiempos en que nuestro país era considerado un competidor de relleno.

Hoy la historia es otra y Benjamín Hockin, junto a muchos otros deportistas paraguayos, es uno de los embajadores del Deporte Paraguayo que ha logrado ponernos en la vitrina mundial.

Compartir: