Cambio de red cloacal con innovadora tecnología evitó molestias en zona del Mercado 4

750

Asunción, Agencia IP.- Los comerciantes de la calle Battilana en la zona del Mercado Municipal N° 4, fueron beneficiados con la rehabilitación de los colectores de su red cloacal. Mediante la implementación de la tecnología relining, utilizada en Asunción, los mismos no sufrieron mayores molestias durante la intervención.

La puesta a punto de su antigua y deteriorada tubería de alcantarillado sanitario forma parte del Programa de Saneamiento Integral de la Bahía y Área Metropolitana de Asunción, ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Este innovador sistema se caracteriza por ser muy poco invasivo, lo cual lo coloca en notable ventaja frente al método tradicional de abrir zanjas y cerrar calles. La razón: permite restaurar las tuberías desde adentro y con una mínima ocupación de la calzada. Esto, a su vez, posibilita trabajar en horas del día y de la noche, aun en calles de alto tránsito, con mínimas molestias para conductores y peatones.

Con las obras sobre la calle Battilana se logró la recuperación total de 250 metros de redes de 200 milímetros, además de la reparación de los pozos de registros. Se realizaron en marzo pasado, a poco de iniciarse la cuarentena en Paraguay, tras detectarse los primeros casos de covid-19. Duraron poco menos de diez días y los permisionarios del lugar, unos 300 en total y casi todos con negocios funcionando desde hace décadas, destacan su nivel de eficiencia: además de ejecutarse de acuerdo al cronograma anunciado, no interfirieron en su rutina, marcada en aquellos días por el proceso de cese gradual de actividades.

Hoy, a pocos meses de haber finalizado, la calle y su entorno muestran un aspecto dramáticamente distinto. Atrás quedaron los años de trabajo en condiciones insalubres, sorteando charcos de residuos cloacales, producto del colapso casi diario de las tuberías instaladas hace más de 50 años, informó el MOPC.

En Asunción, la renovación de la red cloacal exhibe a la fecha un 95,87% de avance. Junto con la construcción de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), en Varadero y Bella Vista, aportarán a la ciudad, por primera vez en su historia, un sistema de saneamiento, que evitará la descarga directa efluentes cloacales al río Paraguay. Una vez en funcionamiento, beneficiará, directa e indirectamente, a una población estimada en unas 2.000.000 de personas, incluyendo las residentes en el área metropolitana.

La inversión prevista en las redes y la PTAR Varadero es de 174.447 millones de guaraníes, en tanto en la construcción de la PTAR Bella Vista es de 105.000 millones de guaraníes, financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“La tecnología del MOPC es genial porque no se rompe la calle”

El vicepresidente de una de las asociaciones de permisionarios del Mercado 4, Enrique Gamarra apela al adjetivo “calamitoso” para describir el entorno en el cual trabajaron durante más de una década, sobre la calle Battilana. “Antes pasábamos las de Caín; constantemente había pérdidas de aguas de cloaca, y el olor nauseabundo era algo terrible. Salíamos con los pies llenos de sevo’i. Era totalmente insalubre”.

Si el problema resultaba difícil de afrontar, la solución era todavía más compleja de poner en práctica porque “nuestra calle es chica y cada vez que debía entrar un camión para arreglar, teníamos que cerrar nuestro negocio porque ocupaba todo el espacio”. Sin embargo, la tecnología “que trajo el MOPC es genial, yo la aplaudo, porque no se rompe la calle, no se produce polvo y no se ensucian nuestras mercaderías. Además, podemos seguir trabajando sin problema mientras se hace la obra”.

Abogado de profesión y con un negocio montado hace 24 años, conoce, al igual que sus compañeros, lo que ha significado el mejoramiento de la tubería cloacal. “Cuando nos contactaron para plantearnos hacer el trabajo, no lo pensamos dos veces, porque necesitábamos mucho este cambio”.

Satisfecho con el resultado y “como asunceno que soy, aliento al MOPC a seguir aplicando esta tecnología”, para mejorar las condiciones de la red de alcantarillado sanitario de la ciudad.

“El agua sucia me produjo una infección en la pierna”

Lidia Silva lleva 29 años como permisionaria de la calle Battilana. En ese lugar, dice, “pasamos el frío, el calor, la lluvia”. Y también “los problemas con los desagües cloacales, que siempre reventaban, sobre todo en época de fin de año”. Casi todas las veces, recuerda, pasaban Navidad y Año Nuevo, en medio del olor nauseabundo, generado por los efluentes cloacales que se depositaban en la calzada durante días y meses.

En una de esas ocasiones, Lidia tuvo “la mala suerte de que me afectara la pierna, porque, como hacía calor, usábamos zapatillas y, muchas veces, pisábamos el agua sucia. Entonces, tuve una infección que me llegó hasta los huesos, y me produjo como una parálisis. Tardé mucho tiempo en recuperarme”.

Con el arreglo de la red cloacal, “nos dieron una solución definitiva y dejamos de sufrir los malos olores. Hoy, estamos disfrutando de una calle limpia y podemos trabajar mucho mejor”.

Compartir: