Investigadores de Paraguay y Brasil estudian «la mancha negra» una enfermedad que afecta a mangos

689

Asunción, Agencia IP.- Desde el Área de Protección Vegetal de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción, (FCA-UNA), el Dr. Adans Colmán, en conjunto con el investigador Dr. Jorge Badel de la Universidad Federal de Vicosa, de Brasil, han iniciado trabajos de investigación para diagnosticar la causa de la problemática que afecta a los frutos de mango en el país.

Los resultados preliminares indican que la enfermedad asociada principalmente a los frutos del mango es el cancro o mancha negra.

El cancro (o mancha negra) del mango es una de las enfermedades más importantes del cultivo en países tropicales y subtropicales alrededor del mundo. Puede afectar las hojas, inflorescencias, pedúnculos, frutos y ramas.

En los frutos se evidencian síntomas como la presencia de cancros negros ligeramente elevados, que con el tiempo se agrietan en forma de estrella y exudan una sustancia gomosa infecciosa, síntoma conocido comúnmente como “mancha de lágrima”.

Los frutos pueden ser afectados en infecciones tempranas que llevan a la caída prematura o momificación (quedar adheridos al raquis en la planta), en infecciones tardías que inducen a una maduración precoz y desuniforme, por otro lado, puede tornarlos más atractivos para el ataque de las moscas de la fruta como Ceratitis capitata y Anastrepha spp., pudiendo de esta manera existir un sinergismo entre ambas plagas.

Además, la formación de cancros con heridas abiertas hace que el fruto se torne más susceptible a la infección de otros patógenos comunes como los hongos: Colletotrichum spp.Neofusicoccum spp. y Lasiodiplodia spp., asociados a la antracnosis y pudrición peduncular del mango, respectivamente.

A diferencia de los patógenos mencionados, en los frutos infectados por esta bacteria, las fibras del mesocarpo (la pulpa) presentan coloración marrón oscura a negra, dejándolos con un aspecto poco agradable para el consumo.

La enfermedad es causada por una bacteria que pertenece al género Xanthomonas sp., este patógeno infecta a través de las aberturas naturales (lenticelas y estomas) o por heridas.

La bacteria presenta diversas formas de sobrevivencia en el ambiente, puede estar de forma epifita en plantas asintomáticas, o en partes infectadas de las plantas enfermas como frutos y ramas, como fuente inóculo.

Se transmite principalmente por mudas infectadas; además, en regiones con alta prevalencia a vectores, como moscas de las frutas, la severidad aumenta. La dispersión por lluvias y vientos tiene un papel muy importante en la epidemiología de la enfermedad a nivel regional.

Los mejores resultados se obtienen combinando diversas estrategias de manejo como: la selección y control de materiales sanos en el vivero, la poda de partes enfermas de plantas, combinado a la aplicación de productos a base de cobre en forma preventiva.

El cancro del mango es una problemática que puede ir agravándose con el tiempo en nuestro país, lo que hace necesario el desarrollo de más trabajos de investigación, envolviendo el estudio de la biología y ecología del patógeno, la selección de materiales con tolerancia o resistencia, como así también, el estudio de la diversidad genética y su impacto en la epidemiología y manejo de la enfermedad, concluyen los investigadores.

Compartir: