Choques entre manifestantes y policías en las inmediaciones del Congreso de Perú

Lima.-La capital de Perú, fue nuevamente hoy escenario de enfrentamientos entre manifestantes y policías, cuando los primeros quisieron llegar a la sede del Congreso y fueron dispersados con gases lacrimógenos y balas de goma, que dejaron al menos a una persona lesionada, informó la prensa local.

Los incidentes de produjeron en el contexto de la tercera «toma de Lima», una protesta contra la presidenta Dina Boluarte y el Congreso consistente en la convergencia en la capital de manifestantes de todo el país.

Al anochecer, decenas de personas sobrepasaron el vallado de seguridad que protegía al edificio del parlamento y quisieron aproximarse a él, lo que provocó la reacción de los policías, que usaron bombas de gas lacrimógeno y balas de goma, así como un vehículo blindado, para alejar a los manifestantes del lugar.

En ese contexto, la periodista Gabriela Ramos recibió un proyectil en la cara y otros cinco en el resto del cuerpo, según el diario limeño La República, que exhibió una foto en la que se ve la herida sangrante en el rostro de la cronista.

Poco después, la Defensoría del Pueblo informó a través de Twitter que su titular, Josué Gutiérrez, había llegado al lugar de los disturbios y supervisaba «la atención que reciben personas afectadas por gases lacrimógenos y personas heridas, a fin de que se garantice su derecho a la salud».

Hasta cerca de las 20 (las 22 en la Argentina) no se habían reportado oficialmente heridos ni detenidos.

Por la tarde se habían registrado disturbios en Huancavelica, la capital del departamento homónimo ubicado al sudeste del departamento Lima, donde manifestantes incendiaron la puerta de la sede de la Prefectura local y se enfrentaron con policías que usaron gases lacrimógenos para dispersarlos, según La República y la radio RPP.

«Expresamos nuestro rechazo a acciones violentas como las ocurridas en Huancavelica, donde se registraron quema de objetos fuera de la Prefectura Regional; hacemos un llamado a la calma a la ciudadanía, la violencia solo deslegitima el derecho a la protesta», reaccionó la Defensoría del Pueblo en Twitter.