Controles prenatales facilitan la detección y tratamiento de complicaciones durante el embarazo

479

Asunción, Agencia IP.- Un embarazo sin ningún tipo de control podría complicarse y convertirse en un riesgo para la salud de la madre y del bebé. El primer control de los cuatro mínimo que deben realizarse durante el embarazo, debe hacerse antes de las 12 semanas de gestación, recuerda el Ministerio de Salud Pública.

El boletín detalla que, la segunda atención y control prenatal debe realizarse entre las 22 y 26 semanas, el tercero entre las 27 y 32 y el cuarto entre las 36 y 38 semanas, para las pacientes que no presentan factores de riesgo.

Estos controles tienen por objetivo promover y mantener la salud física, mental y social de la madre, su pareja y el feto, proporcionando orientación sobre hábitos de vida saludable y el proceso del parto, detectar condiciones que requerirán un control más frecuente y de varios especialistas; detectar y manejar las complicaciones que se puedan presentar; preparar a la madre para amamantar con éxito, y cuidar bien al niño o niña desde el punto de vista físico, psicológico y social.

La cartera de Salud promueve la atención prenatal de la pareja, el trinomio, no solo de la mujer futura madre sino también del padre (se cuenta actualmente con el control prenatal del hombre, como estrategia que acerca a los hombres a los servicios, promoviendo el cuidado, detectando eventuales complicaciones en su salud, y enseñando sobre crianza del recién nacido. Esto genera vínculos positivos tanto con su pareja como con sus hijos).

Consecuencias de ciertas enfermedades durante el embarazo

La atención prenatal eficaz implica la promoción de Salud y detección de enfermedades, aplicación de vacuna antitetánica, antigripales, contra covid, suplementos nutricionales, riesgo en el uso de tabaco y alcohol; detección y manejo de enfermedades existentes: Dengue, Zika, Chikungunya, Hepatitis B, Tuberculosis.

Algunas de las enfermedades que pueden ser transmitidas al feto durante el embarazo son las infecciones de transmisión sexual (VIH, Sífilis) y la Toxoplasmosis. La Sífilis puede producir malformaciones en el bebé, al igual que la toxoplasmosis, pero si se detectan a tiempo, la mujer puede ser tratada para así impedir el traspaso de dicha afección a su hijo o hija.

Las infecciones urinarias podrían inducir a una amenaza de aborto en las primeras semanas de gestación o a un nacimiento prematuro, con importantes consecuencias para la vida del bebé. Complicaciones como la hipertensión o diabetes gestacional, podrían poner en riesgo la vida de ambos.

La hipertensión puede generar que el bebé nazca con bajo peso o prematuro, y en la madre convulsiones a tal punto de comprometer su estado de salud, requerir el ingreso a terapia intensiva y hasta la muerte.

Ecografías que se realizan durante el embarazo

  • Ecografía obstétrica: 8 a 14 semanas; 19 a 22 semanas y de 32 a36 semanas de gestación.

Los controles prenatales, estudios laboratoriales y ecografías se realizan de forma gratuita en diversos centros asistenciales dependientes del Ministerio de Salud.

Compartir: