Coronavirus en Alemania: el gobierno afirmó que la situación es “dramática”

208

Berlín.-El avance de la cuarta ola del coronavirus en Alemania no da tregua. La gravedad del cuadro es tal que el vocero del gobierno, Steffen Seibert, afirmó este miércoles que la situación del COVID es «dramática» y que el país se dirige «hacia una situación de emergencia».

«La canciller aclaró cuán extraordinariamente seria es la situación pandémica en su percepción. Que la situación es dramática es evidente» y «vamos hacia una situación de emergencia», dijo Seibert.

El vocero subrayó que los puestos de terapia intensiva «son cada vez menos, hace falta trasladar pacientes» y que es necesario intervenir con las medidas necesarias.

Alemania registró un nuevo récord de contagios, con 66.884 positivos y 335 muertes en las últimas 24 horas. La incidencia semanal sobre 100.000 habitantes superó un nuevo umbral, llegando hasta los 404,5, refirió el Robert Koch Institut.

La tasa de hospitalización es de 5,6, todavía lejos del 15,5 de diciembre pasado, pero en algunas regiones las estructuras sanitarias ya están al límite.

«Muchos expertos dudan de que las medidas actuales sean suficientes para interrumpir esta ola de COVID», subrayó Seibert.

Este miércoles entró en vigor una normativa que exige a las personas mostrar prueba de estar vacunado, de haberse curado del coronavirus o tener un test con resultado negativo como condición para presentarse a trabajar o usar el transporte público.

El test debe haber sido realizado por un centro autorizado en las últimas 24 horas si se trata de una prueba de antígenos o en las últimas 48 horas, si es PCR.

El control en el transporte público se realizará de manera aleatoria, mientras en el lugar de trabajo, será el empleador el que deberá asegurarse de que sus empleados cumplen con la normativa.

Esta medida, acordada por el gobierno federal y los estados federados estará vigente hasta el 19 de marzo del año que viene.

Algunos estados han endurecido las reglas para los no vacunados en días recientes y urgido a las personas no inoculadas a recibir su primera dosis lo más pronto posible.

Pero una minoría muy numerosa aún se resiste, lo que llevó al ministro de salud a hacer una fuerte advertencia sobre las consecuencias de no estar vacunado.

«Para fines del invierno, casi todos en Alemania se habrán vacunado, recuperado o muerto» de coronavirus, dijo esta semana el ministro Jens Spahn.Clarín.

Compartir: