Crear empleos y formalizar la economía son acciones principales para la reactivación, afirma ministro

605

Asunción, Agencia IP. – El ministro de Hacienda, Benigno López, afirmó que el Plan de Reactivación Económica plantea la protección, conservación y creación de empleos mediante tres ejes principales de acción, que incluyen la política de inversión en obras públicas, construcción de viviendas y la formalización de la economía.

Sobre este último punto el titular de Hacienda refirió que se buscará que las micro, pequeñas y medianas empresas puedan formalizarse mediante incentivos dentro del sistema de seguridad social por medio del Instituto de Previsión Social (IPS).

«Hoy ellas tienen prohibido por ley acceder al IPS, entonces la idea es buscar ese proceso de ingreso de tal manera que reciban educación y salud. Hoy se vio más que nunca que la informalidad es un costo muy alto para todos y la idea es que, por medio de esa política se formalice más a la economía», manifestó el titular de Hacienda, este miércoles, en entrevista con Radio Nacional del Paraguay.

El ministro indicó que otro de los puntos no menos importante es contar con políticas para el otorgamiento de créditos a largo plazo y con tasas accesibles para los sectores productivos como la industria, la agricultura, la ganadería, el comercio; y las empresas medianas y grandes a través de la banca pública.

López sostuvo que el plan de reactivación económica presentada por el Poder Ejecutivo la semana pasada, se encuentra englobado a su vez en un plan de restrucutración del Estado que plantea nuevas leyes como la ley de la Función Pública y la Carrera del Servicio Civil a través del cual se busca que la prestación de servicios por parte de los servidores públicos más eficientes.

Así también recordó que se está trabajando en proyectos para nuevas leyes, para las compras públicas, otra que permita el control y la duración de la pensión, otra que permita hacer más eficiente la burocracia del Estado y fortalecer el sistema de protección social.

Sostuvo que el plan de reactivación económica tendrá «un fuerte contenido de protección social para aquellas personas que aún no van a encontrar fuentes de trabajo, que vendrá con el tiempo, pero que ahora requieren contención ya que se verá complicado a causa de la pandemia», agregó el ministro.

Dijo que, para la aplicación del nuevo plan se requerirá de 300 millones de dólares aproximadamente que serán financiados por medio de los ingresos y créditos públicos. «Creemos que ese es el camino adecuado para que el plan sea robusto y pueda de alguna manera tener éxito y efecto en la sociedad. Si no se consiguen esos recursos el pilar de protección social será un poco difícil de llevar adelante», resaltó.

El plan está pensado para llegar hasta octubre de este año, «pero ello depende de los créditos que se lleguen a conseguir y de los indicios de recuperación», agregó el titular de Hacienda.

Refirió que a causa de la caída de los ingresos tributarios que el año pasado ascendió a 300 millones de dólares y que este año a causa de la pandemia superará ese monto es que actualmente se buscan otros mecanismos de financiamiento.

Manifestó que el plan presentado por el Ejecutivo busca dar continuidad al Subsidio de Emergencia Alimentaria Pytyvõ 2.0 pero enfocado a la contención de los comercios de frontera ya que a su criterio la recuperación económica en esas regiones del país será más lenta.

Sostuvo que la cartera a su cargo planteará al Congreso Nacional las propuestas para poder contar con la autorización para la adquisición de los créditos. «Yo creo que hablando se puede llegar a explicar y así tendrán las herramientas para tomar la decisión correcta. Hasta ahora hemos tenido mucha suerte y acompañamiento del Congreso en leyes muy importantes, entonces nosotros no podemos presumir una negativa», concluyó el ministro de Hacienda.

Compartir: