Debate presidencial en Chile: migración, paraísos fiscales y derechos humanos

306

Santiago.-Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Sebastián Sichel (Chile Podemos Más), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social), José Antonio Kast (Partido Republicano), Marco Enríquez-Ominami (Partido Progresista) y Eduardo Artés (Unión Patriótica) se encontraron en los estudios de Televisión Nacional de Chile para participar del segundo debate televisivo entre los aspirantes al sillón presidencial de La Moneda. El candidato independiente Franco Parisi no asistió, al encontrarse fuera del país.

El intercambio entre candidaturas se centró en los temas que marcan la agenda política chilena de las últimas semanas: la situación de los pueblos originarios mapuche en la zona de la Araucanía, la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera, y las violaciones a los derechos humanos durante su segunda gestión, como a su vez, migración y agenda social.

Las propuestas en torno al conflicto entre los pueblos originarios y el Estado de Chile en el sur del país variaron desde fortalecer el diálogo hasta invocar la Ley de Seguridad Interior del Estado.

Para el candidato que lidera las encuestas, Gabriel Boric, la crisis en la región de la Araucanía se debe abordar «con diálogo y reconstruyendo las confianzas».

«En primer lugar, no seguir incentivando la violencia. Creo que la decisión que se ha adelantado en estos días de declarar estado de emergencia en La Araucanía y en donde hay otro candidato, Sebastián Sichel, que insiste en ir más allá y pide incluso estado de sitio, es el camino para seguir profundizando la crisis que tenemos hoy día”, sostuvo el candidato del pacto Apruebo Dignidad.

«Yo no tengo ninguna duda de que la ley y el estado de derecho se tiene que cumplir, el punto y lo que defiendo es que es el diálogo el camino para avanzar a una solución al conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche», manifestó Boric.

El candidato del oficialismo, Sebastián Sichel, aseguró que el debate entre más o menos efectivos policiales y militares es un sinsentido, «la zona ya está militarizada, el problema es por qué como Estado no hemos hecho nada. En democracia es deber del Estado garantizar la seguridad», agregó el representante del pacto oficialista liberal, Chile Podemos Más.

La candidatura de la derecha chilena —más a la derecha que Piñera—, José Anonio Kast, actualmente el segundo posicionado en las encuestas, afirmó, a modo provocador, que «claramente les aplicaría la Ley de Seguridad Interior del Estado y la Ley Antiterrorista [al pueblo mapuche]. He estado muchas veces en La Araucanía, Gabriel [Boric] también, la diferencia es que Gabriel nunca ha acompañado a una de las víctimas de los asesinatos terroristas».

El pasado viernes 8 de octubre, fue anunciada la apertura de una investigación en contra de Piñera por presuntos ilícitos de delitos tributarios, soborno y cohecho, por parte de la Fiscalía en relación a la venta en Islas Vírgenes Británicas de sus acciones del proyecto Minera Dominga.

Consultados sobre el rol del actual presidente de Chile, Sebastián Piñera en la conformación de sociedades en paraísos fiscales y la posibilidad de que este enfrente un juicio político por parte del Congreso chileno, fue otro de los puntos álgidos del debate televisivo.

El exdirigente estudiantil y actual diputado por la región de Magallanes, Gabriel Boric apuntó a «seguir todos los caminos institucionales que permitan un juicio político a Sebastián Piñera y eso es una acusación constitucional».

A la vez que enrostra el ‘patriotismo’ de Kast, exhibiendo el acta notarial de la conformación de una empresa offshore —a imagen y semejanza de Piñera—, del candidato del Partido Republicano en Panamá.

La senadora y candidata demócrata cristiana, Yasna Provoste, indicó que «siento una profunda vergüenza (…) Una vez más el presidente de la República está vinculado a negocios oscuros».

«Es un problema y hace tiempo que debió haber renunciado», agregó el candidato del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami.

Sichel, exministro de Sebastián Piñera, recordó haber dicho «abiertamente que hay que investigar caiga quien caiga» pero contrapuso que «cuando estamos en el final de una legislatura, saliendo de una crisis sanitaria, destituir a un presidente solo afecta a la pyme que está levantando las cortinas».

Kast, al ser consultado sobre las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el estallido social por parte de agentes del Estado, desvió el foco del tema al acusar a Naciones Unidas como culpable de las acusaciones contra el gobierno de Piñera en la materia.

«Claramente las Naciones Unidas están integradas por países que no creen en la democracia, que violan permanentemente los Derechos Humanos (…) como Nicaragua, Venezuela, Corea del Norte, algunos de los que estamos aquí le llaman paraíso terrenal», sostuvo Kast.

En relación al cierre del Instituto Nacional de los Derechos Humanos descrito en su programa de gobierno, el candidato del Partido Republicano afirmó que, «se le asignaron más recursos para controlar a Carabineros, y no a los ‘violentistas’, tiene que haber una reformulación y cerrar el actual porque no está cumpliendo con sus fines».

«Si usted hace una zanja de tres metros de profundidad, con cercos para que nadie caiga adentro, es factible y bastante económico [proteger la frontera]», señaló Kast al ser consultado sobre posibles aristas que velen por solucionar la grave crisis migratoria sin precedentes en la que se encuentra el país austral en la actualidad, con cientos de —principalmente venezolanos— varados en la frontera chileno-boliviana.

La respuesta de Enríquez-Ominami fue tildar al candidato ultraderechista de «fascista», a lo que Boric agregó que la crisis migratoria, en el paso fronterizo de Colchane y los hechos acaecidos luego de la marcha antiinmigrante de Iquique, son absoluta responsabilidad de Piñera por «invitar y después abandonar» a los venezolanos a venir al país.

El candidato oficialista Sichel, se desmarcó de Piñera y reconoció que el Gobierno «no ha hecho un trato humanitario» con los inmigrantes en el norte y que «fue un error invitar a migrantes venezolanos [en Cúcuta]».

La elección presidencial entre —hasta el momento siete candidatos—, que buscan alcanzar el sillón presidencial del Palacio de La Moneda, se dirimirá en primera vuelta el próximo 21 de noviembre.

En caso de que ningún candidato alcance más de la mitad de los votos, se celebrará un ballotage el próximo 19 de diciembre.

A la fecha, las principales encuestas de Chile son lideradas por el candidato del pacto que agrupa al Frente Amplio chileno y al Partido Comunista, Gabriel Boric (21%, según la encuesta Cadem). Seguido en segundo lugar por el candidato de Acción Republicana, José Antonio Kast (18%). Por lo que se espera una de las elecciones más polarizadas de los últimos años.Sputnik.

Compartir: