Destacan que programa Tekoporã promueve alto índice de escolaridad en comunidad indígena del Chaco

373

Asunción, Agencia IP.- El programa Tekoporã, focalizado en poblaciones en situación de pobreza, promueve el alto índice de escolaridad en la comunidad indígena chaqueña Riacho Mosquito.

Este programa de protección social impulsado por el Ministerio de Desarrollo Social está orientado a mejorar la calidad de vida de la población participante, a través del acompañamiento socio-familiar y comunitario y las transferencias monetarias.

El cumplimiento de la corresponsabilidad consiste en la asistencia en el nivel de la educación escolar básica, estar al día con las vacunaciones y realizar controles prenatales. Las transferencias monetarias destinadas a los titulares de derecho, tienen el objetivo de garantizar los derechos básicos de integrantes menores de las familias.

El objetivo del programa con la entrega de recursos y corresponsabilidad es aumentar el número de niños escolarizados y disminuir la muerte materno-infantil.

En ese sentido, el MDS destaca un ejemplo del buen destino de las transferencias económicas y de la responsabilidad compartida, que es la comunidad indígena, “Riacho Mosquito”, situada en la localidad de Puerto Casado, Chaco paraguayo.

Arnaldo Laguna Encina, guía familiar de Tekoporã, quien asiste a la comunidad indígena Riacho Mosquito. Foto MDS

Esta comunidad registra un 85% de niños matriculados y escolarizados. En Riacho Mosquito, 105 de las 120 familias están protegidas por este programa de protección social, según confirma Arnaldo Laguna Encina, guía familiar de Tekoporã, quien asiste a las familias desde el año 2005.

El acompañamiento es el rol principal de este funcionario del Ministerio de Desarrollo Social, que al igual a otros guías distribuidos en todo el territorio nacional, realiza el control del cumplimiento de las corresponsabilidades.

El trabajo de Arnaldo es diario y contempla el recorrido por la comunidad con visitas aleatorias que le permiten constatar el cuidado recibido por los niños en el seno familiar.

“El acercamiento a las familias es fundamental, la cercanía inspira confianza, los titulares de derecho en su mayoría jefas de hogar, exteriorizan sus necesidades y nosotros nos convertimos en orientadores de manera a instarlos a hacer buen uso de sus recursos, nuestros medios de control son siempre la libreta de calificaciones de los niños, la libreta de salud y los controles prenatales de las mujeres embarazadas”, afirma.

En época de pandemia los recursos del programa también son utilizados para compra de saldo, ya que la conectividad es fundamental para la educación bajo la modalidad virtual.

“Los recursos del programa deben estar direccionados a esos objetivos, compra de útiles, carga de saldo para clases, alimentación y controles sanitarios”, enfatiza el guía.

Resaltó además la vigencia aún de las reuniones y talleres, todas cumpliendo el protocolo sanitario, respetando el número de personas y la distancia social.

“Los encuentros se realizan quincenal o mensualmente, son más bien reuniones informativas y algunas de capacitación para que ciertas familias puedan recibir orientación en cuidados básicos de salud e iniciarse en emprendimientos productivos, muchos para autoconsumo”, subrayó el funcionario del MDS.

Compartir: