Día 1 del desconfinamiento en Francia: reinició las clases presenciales y habilitó más viajes interiores

143

París.-5,6 millones de alumnos regresan a las aulas, aunque algunos lo hacen con un modelo mixto. Entre mayo y junio se repartirán 64 millones de pruebas de coronavirus para que se testeen los alumnos.

Francia inició este lunes un desconfinamiento gradual que prevé levantar casi todas las restricciones para finales de junio y que tiene como primera etapa la vuelta a clase presencial de los alumnos de secundaria y de instituto, y el fin de las restricciones en los viajes interiores.

Tras dos semanas de vacaciones y otras dos de educación a distancia, unos 5,6 millones de alumnos se reincorporaron a las clases presenciales con un protocolo sanitario reforzado, que entre este mes y junio prevé distribuir en los institutos y centros de secundaria 64 millones de autotest con el objetivo de hacer uno semanal por persona.

No obstante, los institutos alternarán cursos presenciales y a distancia para reducir a la mitad el aforo físico de las clases, y en los 15 departamentos franceses con una mayor circulación del virus, entre los que está incluida la región parisina. También se implantará ese modelo mixto en tercero y cuarto de secundaria.

”Francia puede enorgullecerse de ser uno de los países del mundo en el que más han estado abiertos los centros escolares y queremos seguir así”, dijo el primer ministro, Jean Castex, en la inauguración de esta nueva etapa desde un instituto de Laxou, en el noreste del país.

Según la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), de marzo de 2020 al pasado marzo las clases se cerraron en Francia durante 10 semanas en total, frente a las 35 de Italia, las 28 de Alemania o las 15 de España.

Los autotest son, a juicio de Castex, “una nueva arma” que se suma a la lucha del país contra la pandemia, como también a la aceleración de la campaña de vacunación, que hasta ahora solo estaba abierta a partir de los 55 años entre el profesorado.

A partir de esta semana podrán hacerlo los mayores de 50 con alumnos discapacitados y el personal acompañante de esos estudiantes, y después será el turno del personal de educación maternal también mayor de 50, con la vista puesta en que para antes de las vacaciones de verano todos los trabajadores del sector hayan recibido al menos una dosis.

A esta vuelta paulatina a la normalidad en los institutos, que pudo palparse en la alegría con la que los estudiantes se reencontraron en su entrada, se sumó el levantamiento de la prohibición de moverse más allá de un radio de 10 kilómetros desde el domicilio sin un motivo imperioso.

Estaciones de tren como la parisina Montparnasse fueron escenario desde primera hora de esa relativa libertad.

”Justo ahora me voy al sur a casa de un amigo. Esperábamos el desconfinamiento para poder viajar, porque no era muy cívico hacerlo durante” el mismo, contó Damien, un estudiante de 22 años.

”Da una pequeña sensación de libertad, sobre todo en comparación con el año pasado”, añadió Gaude, trabajadora en el sector de la comunicación que puso rumbo a Toulouse, también en el sur, y que dijo estar igualmente contenta de que sus hijos pequeños volvieran a clase la semana pasada: “Ya no sabía en qué ocupar su tiempo”.

El calendario de desescalada continuará el 19 de mayo con la reapertura de museos, cines y salas de espectáculos y de las terrazas de cafés y restaurantes, o con el retraso de dos horas del inicio del toque de queda, actualmente en vigor desde las siete de la tarde hora local.

”Mientras se mantenga el toque de queda es lo mismo: de casa al trabajo y del trabajo a casa”, explicó Alexy, de 34 años, que espera con ganas el levantamiento de esa restricción implantada en octubre “para poder divertirnos un poco y ver a los amigos”.

El 9 de junio, siempre condicionada a la evolución de la situación sanitaria, cafés y restaurantes podrán volver a acoger a la clientela en su interior, el toque de queda comenzará a las nueve y se autorizará la entrada de turistas extracomunitarios con un certificado sanitario que demuestre que están vacunados o tienen un test negativo.

En un momento en que se registran de media unos 24.500 casos diarios, y en que la cifra de pacientes en las ucis ha bajado un 7 % en una semana, hasta los 5.585, la “vieja normalidad” llegará el 30 de junio, fecha en la que ya no habrá toque de queda y en la que solo las discotecas seguirán cerradas.Infobae.

Compartir: