Dura advertencia de Emmanuel Macron a los franceses: “Estamos viviendo el fin de la abundancia”

416

París.-El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió el miércoles que Francia enfrentaba “sacrificios” en una nueva era marcada por el cambio climático y la inestabilidad provocada por la invasión rusa de Ucrania que marcó “el fin de la abundancia”.

Después de un verano de sequía, incendios forestales masivos y pérdidas continuas de vidas en Ucrania, el líder de 44 años pronunció un duro discurso al comienzo de la primera reunión del gabinete después de las vacaciones tradicionales de agosto en el país.

“Creo que estamos en el proceso de vivir un punto de inflexión o una gran conmoción. En primer lugar porque estamos viviendo el final de lo que podría parecer el final de la abundancia”, dijo.

El discurso pareció diseñado para preparar al país para lo que promete ser un invierno difícil, con los precios de la energía aumentando considerablemente y muchas familias luchando contra la inflación.

Antes del aniversario de seis meses de la invasión de Moscú a su vecino, Macron había prometido el martes que el apoyo europeo a Ucrania continuaría “a largo plazo” a pesar del costo y el impacto en los ingresos.

“Nuestro sistema basado en la libertad en el que nos hemos acostumbrado a vivir, a veces, cuando necesitamos defenderlo, puede implicar hacer sacrificios”, dijo Macron a los ministros el miércoles, retomando los comentarios que hizo el 19 de agosto durante sus vacaciones.

Macron había llamado a los franceses a “aceptar pagar el precio de la libertad” durante un discurso en el sur de Francia.

En su discurso de este miércoles, también se refirió a la severa sequía del verano en Francia, que ha provocado restricciones de agua en la mayor parte del país y aumentado los temores sobre el ritmo del cambio climático.

“Esta descripción general que estoy dando, el fin de la abundancia, el fin de la despreocupación, el fin de las suposiciones, es en última instancia un punto de inflexión por el que estamos pasando que puede llevar a nuestros ciudadanos a sentir mucha ansiedad”, continuó Marcon.

“Frente a esto, tenemos deberes, el primero de los cuales es hablar con franqueza y muy claro sin agobios”, dijo.

Macron fue reelegido para un segundo mandato en abril, pero perdió su mayoría parlamentaria en las elecciones de junio, lo que significa que la primera ministra Elisabeth Borne encabeza un gobierno minoritario que depende de los partidos de oposición para aprobar la legislación.

La inflación francesa se registró en un 6,1 por ciento el mes pasado, una de las tasas más bajas de Europa gracias a los topes gubernamentales de precios de la electricidad y el gas, así como a los recortes de impuestos sobre la gasolina y el diésel.

Pero los sindicatos están presionando por importantes aumentos salariales y han convocado un día de huelgas y manifestaciones el 29 de septiembre.

El líder del sindicato de extrema izquierda CGT, Philippe Martínez, dijo a la televisión BFM que el discurso del presidente fue “inadecuado”, y agregó que los más pobres ya estaban pagando el precio de la guerra y que no se podían esperar más sacrificios.

“Él pedirá (sacrificios) y nosotros los opondremos”, dijo Martínez.Infobae.

Compartir: