Hospital del Trauma registra menos atenciones pero persiste alta ocupación en terapia intensiva

290

Asunción, IP.- En el Hospital del Trauma disminuyó el número de atenciones durante las diez semanas de la cuarentena establecida para evitar la propagación del nuevo coronavirus. Sin embargo persistieron los casos de gravedad por lo que se mantuvieron elevados los porcentajes de ocupación de camas en terapia intensiva.

El director de este nosocomio, Agustín Saldívar, en conversación con Radio Nacional del Paraguay sostuvo que debido a la obediencia de la población para cumplir con las medidas sanitarias se obtuvieron resultados favorables, y eso también se vio reflejado en la cantidad de casos atendidos en el centro asistencial que dirige.

“La epidemia del trauma y los números hablan de que al reducir consultas externas y ceñirse a las recomendaciones médicas a nivel internacional, los números semanales de la admisión promedio de otras épocas dan cuenta que hubo una disminución”, manifestó.

Indicó que promedio semanal de 2.182 atenciones disminuyó a 1.871 en la primera semana de la cuarentena, que luego bajó a 1.174, y en las dos siguientes semanas se redujeron a 440 y 531 casos. Estos números se mantienen constantes, refirió.

Sin embargo señaló que si bien disminuyó la cuarta parte en números no fue así en cuanto a la gravedad de los casos registrados, por lo que se siguió manteniendo elevada la ocupación de camas de terapia intensiva en el principal hospital de trauma dentro del sistema de Salud Pública.

El porcentaje de ocupación de las camas de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) se mantuvieron entre el 87 y el 92%, principalmente por pacientes con traumatismos de tórax y fracturas diversas. En todo este tiempo hubo 7.423 pacientes asistidos, y de ellos, 1.144 son víctimas de siniestros viales y 829 de ellos en motocicletas.

“Se mantiene la gravedad de los siniestros automovilísticos, que forman parte del 50% de fallecidos durante la pandemia”, dijo. En este ese período fallecieron 63 personas, de las cuales 32 son víctimas de siniestro vial, 23 en motos y nueve de automotores.

Además agregó que se sumó una variable de pacientes que acudieron al consultorio de urgencia por otros traumas, como 499 niños que se accidentaron en sus casas, algunos con fracturas de brazos o piernas, y heridas cortantes pequeñas.

Así también, hubo otros casos que “entre tragos y tragos, se dieron las discusiones y agresiones con amigos y familiares”, mencionó. “Es un indicador de acuerdo a la gravedad que se asistió, ya que las camas estuvieron permanentemente ocupadas”, añadió.

Igualmente se registró un aumento de las agresiones por arma blanca y de fuego, que también causaron letalidad. Además se dieron tres suicidios e intoxicaciones.

Por otro lado, añadió que se realizaron 1.000 cirugías, casi 600 son de urgencias y 440  programadas. “Al no tener esa aglomeración, teníamos capacidad de resolver los casos de una sola vez”. Destacó que tampoco se dieron casos de contagios del personal de blanco por atención hospitalaria.

El profesional anticipó que hay ajustes que se irán aplicando como la gestión de consultas por agendamiento previo por teléfono. “Todos los pacientes que no se han podido atender en las 10 semanas tendrán prioridad e ingresarán al nosocomio 15 minutos antes de su cita, ya el guardia tendrá la lista de las personas que deberán asistir a consultorios.

Entre otras disposiciones, en el Hospital del Trauma se limitó al máximo los acompañantes de pacientes y los albergues de familiares tuvieron una disminución de más de la mitad.

Compartir: