Gobierno concentrado en paliar “profundas e históricas” deficiencias en salud y educación

1499

Asunción, IP.- El presidente de la República, dijo que están trabajando para mejorar el sistema de salud y paliar sus “profundas e históricas” deficiencias mediante la colaboración de las binacionales. Además de reconocer la urgente necesidad de transformar el sistema educativo de manera integral.

Abdo Benítez leyó su informe durante una sesión de más de una hora ante los integrantes de las cámaras de Senadores y Diputados, cuyas nuevas mesas directivas asumieron hoy en sus cargos para un mandato de un año.

En la ocasión el mandatario hizo uso de su atribución, tal como establece el artículo 238 de la Constitución. El jefe de Estado debe dar cuenta de sus acciones al inicio de cada periodo anual de sesiones ante el Congreso, que se inicia el 1 de julio.

En el aspecto educativo, refirió que el gasto por estudiante sigue siendo uno de los más bajos entre todos los países de la región con similares niveles de ingreso.  “Es por ello que decidimos que los recursos recaudados como consecuencia de las reformas tributarias sean asignados a programas educativos de alto impacto en calidad”, agregó.

Exteriorizó que los resultados de las evaluaciones demuestran la enorme deficiencia en los aprendizajes de los estudiantes y alertan de la urgente necesidad de transformar el sistema educativo de manera integral.

En ese sentido recordó que en setiembre del 2018, se lanzó el Plan Nacional de Transformación Educativa, un espacio de diálogo y construcción colectiva para trazar las prioridades nacionales, generando estrategias y soluciones para los distintos problemas que enfrentamos en la educación paraguaya.

“Debemos aumentar el rendimiento académico, mejorar la productividad y brindar herramientas para fomentar el emprendimiento aprovechando nuestro bono demográfico”, reconoció al tiempo de destacar la necesidad de concentrar los esfuerzos en la calidad y la relevancia de los aprendizajes.

Asimismo sostuvo que están diseñando una política de Estado orientada a mejorar el bienestar integral de los estudiantes que llevará a concertar un pacto nacional por la educación. “El resultado será una agenda educativa con un horizonte de tiempo al 2030, que servirá como una brújula a este Gobierno y a los próximos”, subrayó.

Dijo que como Gobierno volcarán  todo el esfuerzo a una coordinación intersectorial, involucrando al sector privado, a la sociedad civil y a los maestros en la cruzada por la transformación educativa.

“Por esta razón, en enero de este año, hemos conformado un Comité Estratégico público-privado e iniciamos con un diagnóstico del estado actual de la educación paraguaya, generando insumos técnicos e instancias de participación ciudadana”, añadió al tiempo de mencionar que el gran desafío de la educación requiere de apoyo local e internacional.

Aseguró que la primera lección aprendida en todos los sistemas educativos del mundo es que, para mejorar el aprendizaje de los estudiantes, los actores más importantes son los maestros, de ahí la necesidad de generar los incentivos adecuados y destacar a los docentes y estudiantes sobresalientes que tiene nuestro país.

“En este primer año de gobierno, también conectamos 1.374 establecimientos educativos a internet, brindando oportunidades para que 489.000 niños puedan trabajar vinculados al mundo, dentro y fuera del aula, los fines de semana y en las vacaciones. Nuestro objetivo es introducir la programación y el inglés como lenguajes universales”, agregó en otra parte del discurso.

Aumentar la cobertura en salud

Asimismo el presidente remarcó el compromiso de aumentar la cobertura en salud preventiva y fortalecer las Unidades Familiares de Salud. “Si queremos cuidar de nuestra población, tenemos que ir hacia ellos y no esperar que vengan a nosotros cuando padezcan de alguna enfermedad”, subrayó.

Aseguró que su Gobierno está concentrado en mejorar el sistema de salud y paliar sus “profundas e históricas” deficiencias sobre la base de tres componentes en esta primera etapa de gestión: ampliación de la cobertura de atención primaria de salud, de la capacidad de respuesta en terapia intensiva, ordenamiento administrativo y mejora en proceso de logística de medicamentos.

“Utilizando la atención primaria de salud como herramienta principal apuntamos a la construcción de comunidades saludables que hagan foco en todo el ciclo de vida con énfasis en la primera infancia, donde existe mayor retorno y donde debe centrarse nuestra inversión en salud”, refirió.

En ese sentido mencionó las mejoras implementadas en 38 unidades de salud familiar y en otras 40 en construcción, anticipando más de 100 unidades de salud familiar para finales del 2019. Esta inversión alcanzará aproximadamente 88 mil millones de guaraníes hasta el final del año.

Igualmente, manifestó que están aumentando el número de camas de terapia intensiva, reconociendo que la necesidad es enorme y que seguirán trabajando para ir cumpliendo con las deudas estructurales que tiene el país.

Por otro lado sostuvo que la alianza el Ministerio de Salud Pública y el Instituto de Previsión Social representan el primer paso hacia la solución de un sistema de salud fragmentado y segmentado.

En cuanto a las proyecciones edilicias, comentó que ya está en etapa de licitación el Hospital de Trauma de Coronel Oviedo, donde se destinarán 60 millones de dólares, la mayor inversión en la historia de la ciudad.

El titular del Ejecutivo sostuvo que están etapa de planificación el Hospital del Sur, de Itapúa, del Hospital Cardiológico, del nuevo Hospital Barrio Obrero y hospitales distritales como: Caaguazú, Curuguaty y San Juan Nepomuceno.

La sumatoria de toda esta inversión supera más de 250 millones de dólares en infraestructura en salud pública, siendo la más alta en la historia democrática de Paraguay, destacó.

En otro momento resaltó que las binacionales tanto Itaipu como Yacyretá están cumpliendo un rol activo de colaboración en las distintas áreas de gobierno, principalmente en lo relacionado a medicamentos, ambulancias, hospitales y salas de terapia intensiva.

“La falta de insumos y medicamentos sigue siendo un problema en nuestro país, lo reconocemos, ara solucionar este tema, que nos afecta a todos, estamos haciendo cambios estructurales en el proceso de compra y entrega de medicinas, invirtiendo fuertemente en tecnología a fin de asegurar que los medicamentos lleguen de manera oportuna a la gente”, expresó.

Sobre este punto habló sobre la implementación de nuevos módulos que incorporan la digitalización de las órdenes de compra y emisión directa a proveedores, alerta de stock crítico, alerta de vencimiento y la vincula a la ficha médica y a la receta electrónica lo que nos permite conocer el consumo real en hospitales para la planificación eficiente de compra de medicamentos.

“Estas mejoras en infraestructura y tecnología  permitirán en el mediano plazo una solución al abastecimiento de medicamentos e insumos”, refirió finalmente.

Compartir: