Ejecutivo convoca a reunión para abordar conflicto de tierras en María Auxiliadora

259

Asunción, IP.- El Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), convoca a los involucrados en el conflicto por las tierras de la colonia María Auxiliadora, Avaí, Caazapá, a una reunión el lunes 15 de enero, a las 11:00, en Mburuvicha Róga.

El encuentro busca pacificar la zona y lograr que los campesinos y propietarios arriben a un acuerdo justo y racional para todos, informó el Indert.

En el marco del conflicto desatado en la colonia María auxiliadora, ubicada entre los distritos de San Cristóbal y Ava’i, el ente rural reafirma su compromiso en la búsqueda de la solución, interviniendo directamente en la situación, y arbitra los medios para el dialogo entre las partes, en el convencimiento de que es la única salida viable a la compleja situación.

Antecedentes del caso

La colonia María Auxiliadora fue habilitada por el ya desaparecido Instituto de Bienestar Rural (IBR) en la década de los ’80, sobre unas 4000 hectáreas, propiedad de la entonces firma Agropeco.

En el año 1986, el Consejo del IBR resolvió adquirir la propiedad de Agropeco, ocasión en la cual la empresa se comprometió a transferir la propiedad del inmueble al pago del 30 por ciento. El Instituto abonó ese monto y cumplió con su parte, no así Agropeco que no transfirió la propiedad.

De igual manera, el IBR habilitó colonia sobre las tierras, las loteó, las vendió y las tituló, consignando en los títulos orígenes fiscales erróneos o distintos a los de la finca matriz.

Tras más de 30 años de aquella transacción fallida, al Indert ya hace años no le queda opción administrativa ni jurídica alguna, excepto la de arbitrar los medios para el dialogo entre las partes.

En los últimos años, Agropeco ha iniciado los trámites tendientes a la regularización de la situación de las tierras, lo que a la fecha no ha sido posible, debido al desentendimiento con los colonos en las opciones que se fueron planteando.

La situación se agravó en los últimos meses, por la instauración de demandas judiciales y la obtención de medidas cautelares por parte de la empresa Agropeco (hoy Cardenales SA), y llegó a su punto crítico en estos días, en que se encuentra lista la cosecha de las 4000 hectáreas de soja en el lugar.

Hasta la fecha se han celebrado innumerables encuentros en los que se ha intentado conciliar los intereses, y el ente rural acompañó todas esas conversaciones, apuntando a una salida legal y favorable para las partes.

Compartir: