Ejecutivo proyecta plan consensuado con el Congreso para reactivar la economía

575

Asunción, IP.- El Poder Ejecutivo proyecta un plan consensuado con el Congreso Nacional para encarar una segunda etapa de medidas contra los efectos de la pandemia, teniendo como eje principal la reactivación económica. El plan contempla una inyección de 2.000 millones de dólares para dinamizar obras de infraestrucutura, fortalecer la asistencia social y generar empleos.

Tras la Cumbre de Poderes que se realizó este miércoles en Palacio de Gobierno, el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, anunció que la reunión con los senadores y diputados se hará con el fin de llegar a un consenso que permita encarar la recuperación económica de una manera integral.

“Vamos a irnos al Congreso a comunicar todo lo que se está haciendo en estos momentos desde el Poder Ejecutivo y además hablar ya de la segunda etapa que será la reactivación económica”, informó Velázquez.

Desde el Ejecutivo, la prioridad es reactivar todos los sectores de la economía a través de obras de inversión en infraestructura, viviendas, contención social y fortalecimiento de las empresas que permitan la generación de empleos.

Sobre el punto, el ministro de Hacienda, Benigno López, adelantó que el referido plan se traducirá en una inyección de más de 2.000 millones de dólares a la economía.

Sostuvo que implicará un fuerte aporte fiscal, además contempla nuevos refinanciamientos que están siendo analizadas por la institución. “Estamos viendo si vamos a necesitar nuevos financiamientos o poder reestructurar los que ya tenemos aprobados”, detalló.

Respecto al área de infraestructura, precisó que ya se cuentan con los fondos para seguir impulsando el sector, mientras que los recursos para los demás programas están siendo estudiados de modo a optar por un mecanismo más eficiente.

“No es necesariamente ir a pedir 2.000 millones de dólares de créditos, sino un plan que contemple la inversión en infraestructura, en el fortalecimiento social y en el cuidado del empleo”, explicó el ministro.

Primera fase de la cuarentena inteligente 

Por su parte, la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, dijo que la cuarentena inteligente es dinámica y por tanto contempla cambios, que se podrían incluso adelantar fases «siempre y cuando las autoridades sanitarias así lo recomienden».

“Dependemos de los números duros que Salud determine tanto para incluir a otros sectores como excluirlos de ser necesario. Nuestro gran deseo es que todos lo más rápido posible puedan operar, atendiendo las normas y protocolos sanitarios”, refirió.

La secretaria de Estado espera que la sociedad paraguaya pueda superar este primer examen de modo a ir incluyendo y dinamizando a más sectores de la economía. “El Ministerio de Salud nos dijo que necesariamente necesitaban 15 días para una evaluación que previo a eso no se podía tener un panorama claro, por tanto eso no era negociable”, mencionó finalmente.

Compartir: