El burócrata Mijail Mishustin es el nuevo primer ministro de Rusia

216

Rusia.- La Duma rusa, la Cámara baja del Parlamento, aprobó hoy la candidatura de Mijail Mishustin como primer ministro del país tras la renuncia de Dmitri Medvedev y en medio de los planes del gobierno para reformar la constitución y abrir un nuevo futuro político para el presidente Vladimir Putin.

El economista y político de 53 años, cuya candidatura fue propuesta por el propio Putin, recibió el respaldo de 383 parlamentarios, mientras que 41 se abstuvieron -toda la bancada del Partido Comunista, según la agencia de noticias Tass- y ninguno votó en contra, informó Télam.

«Las personas tienen que empezar a sentir los cambios a partir de ahora mismo», dijo Mishustin antes de la votación y prometió trabajar para cumplir con los pedidos que hizo ayer Putin durante su discurso del estado de la nación de abogar por mayores ayudas a familias con bajos ingresos y de dar impulso impulso la tasa de la natalidad.

«Tenemos recursos financieros para el cumplimiento de esas tareas», agregó el hasta ayer jefe del Servicio Federal de Impuestos.

El elegido de Putin para cuidar sus espaldas en el Congreso es un burócrata de carrera, que siempre ha tenido un perfil bajo y se ha mantenido apartado de las discusiones políticas.

Las élites políticas, sorprendidas con el nombramiento de un tecnócrata sin afiliación política, están ahora pendientes de cómo se conforma el nuevo gabinete.

«Es una candidatura inesperada, pero eso no significa que cause rechazo. Tiene a sus espaldas una gran experiencia. Es una persona que se forjó en el sistema», aseguró Ilias Umajanov, vicepresidente del Senado ruso, en declaraciones a la agencia de noticias EFE.

Mishustin es celebrado en Rusia por su trabajo para modernizar el sistema de la administración tributaria del país y por aumentar las tasas de recaudación de impuestos.

Funcionarios del gobierno y hombres de negocios afirman que es profesional, efectivo y que entiende mucho de economía, algo que lo convierte en un buen candidato en un momento en que la economía rusa muestra evidentes fragilidades.

«Ha creado un servicio fiscal de vanguardia», aseguró el presidente de la Cámara baja, Vyacheslav Volodin.

En concreto, durante su gestión el organismo lanzó dos grandes centros de datos para recolectar facturas de negocios e información de cajas registradoras minoristas a la vez que introdujo los servicios en linea en un esfuerzo por aumentar la recaudación.

Mishustin ha sido funcionario estatal desde 1998, cuando se convirtió en subdirector del Servicio de Impuestos del Estado.

Tuvo un breve paso por la función privada entre 2008 y 2010, época en la que amasó una gran fortuna hasta regresar al Estado como jefe del Servicio de Impuestos y como el tercer funcionario público más rico del país en ese momento.

Por otro lado, su aparente falta de ambición política lo convirtió en el mejor candidato para el Kremlin en este período de reformas que planea iniciar Putin.

El jefe del Kremlin, que lleva más de dos décadas en el poder, propuso ayer enmendar la Constitución para otorgar más poderes al Parlamento y que sean los miembros del Congreso los que elijan al primer ministro, algo que en la actualidad le toca al Presidente.

Putin mantendrá, sin embargo, su potestad para destituir al primer ministro y los ministros del gabinete, nombrar a los principales funcionarios de defensa y seguridad, y se mantendrá a cargo de las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad de Rusia.

Algunos observadores especulan con que Putin podría tratar de mantenerse en el poder intercambiando el cargo con el primer ministro, tal como hizo en 2008 con Medvedev.

Otros estiman que su objetivo podría ser el Consejo de Estado presidencial, un órgano consultivo con representantes de todas las regiones, que actualmente es liderado por el presidente y cuya autoridad también propuso especificar en la nueva constitución.

Compartir: