El gobernador de California, Gavin Newsom, superó el referéndum convocado para reemplazarlo

217

Washington.-El gobernador de California, Gavin Newsom, se convirtió en el segundo gobernador en la historia de Estados Unidos en superar un referéndum revocatorio, una instancia que el líder demócrata había presentado como parte de la batalla nacional por los valores de su partido frente a la pandemia del coronavirus y a las persistentes amenazas del «trumpismo».

La victoria consolida a Newsom como figura destacada en el panorama demócrata nacional y conserva sus perspectivas para una futura campaña federal.

Además, asegura que el Estado más poblado del país sigue bajo control demócrata como un laboratorio de políticas progresistas sobre inmigración, cambio climático, representación y desigualdad.

«La opción ‘No’ no es la única que se expresó esta noche», dijo Newsom en una conferencia de prensa. «Quiero poner el foco en a las cosas a las que, como Estado, le hemos dicho ‘Sí’: dijimos sí a la ciencia, dijimos sí a las vacunas, dijimos sí a acabar con esta pandemia».

Con alrededor del 60% de las boletas contadas, el «No» a la pregunta sobre si se debía destituir a Newsom llevaba la delantera por un margen de 2 a 1.

Esta importante ventaja se armó gracias al voto por correo depositado antes de la votación presencial del martes.

Aunque es probable que se reduzca un poco en los próximos días a medida que se cuenten las boletas de los centros electorales, la ventaja de Newsom en aquellas que fueron las primeras en revisarse el martes era irrevocable.

Casi con toda seguridad, el conductor de radio republicano Larry Elder habría reemplazado a Newsom si el referéndum hubiese prosperado, aportando una visión política totalmente opuesta, aunque habría tenido que enfrentarse a una Legislatura controlada por los demócratas.

El referéndum, centrado en el enfoque de Newsom sobre la pandemia, reflejó la acalorada división política del país con respecto a los cierres de negocios y a la obligatoriedad de usar mascarilla y vacunarse, y ambos partidos analizarán el resultado de cara a las elecciones de mitad de legislatura de 2022.

El presidente, Joe Biden, buscó la validación del enfoque del Partido Demócrata, con restricciones más severas y requisitos de vacunación, e instó a los californianos a mostrarle a la nación que «el liderazgo importa, la ciencia importa».

La votación sirvió también para probar si la oposición al expresidente Donald Trump y a sus políticas de derechas seguía siendo una fuerza motivadora para demócratas e independientes.

«Derrotamos a Donald Trump, no derrotamos al trumpismo. El trumpismo sigue vivo en todo el país», dijo Newsom durante su campaña en una región que el exmandatario perdió por 29 puntos porcentuales.

Los republicanos esperaban una prueba de que la frustración tras meses de precauciones contra la pandemia alejarían a los votantes del Partido Demócrata. Además, buscaban indicios de que los votantes se estaban cansando del liderazgo progresista.

Los demócratas controlan todos los niveles del gobierno en California desde hace más de una década, un periodo marcado por una crisis de la vivienda y por los efectos del cambio climático, cada vez más peligrosos.

Los republicanos recuperaron cuatro escaños en la Cámara de Representantes federal el año pasado, un éxito que sus líderes esperaban que indicase nuevas oportunidades.Télam.

Compartir: