El Gobierno argentino lanza medidas para contener la crisis económica

158

Buenos Aires.-El Gobierno argentino informó que adoptó una serie de iniciativas para contener la inflación y aliviar la crisis económica del país con una serie de medidas que congelan precios de tarifas públicas y de productos de primera necesidad, facilita créditos y plantea descuentos para beneficiarios de subsidios.

«Llegó el momento de traer un poco de alivio a los argentinos, que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos», plantea en su introducción el documento que el Ejecutivo dio a conocer.

El Ejecutivo argentino llegó a un acuerdo con 16 empresas para mantener estables, por al menos seis meses, los precios de 60 productos de la canasta básica.

La actual gestión también se compromete a no aumentar hasta fin de año el tramo de las tarifas de electricidad que dependen del Estado nacional y que tenía pautados dos aumentos para lo que resta del año, y del gas que se iba a encarecer un 27% hasta diciembre.

«Durante los meses de invierno habrá un descuento del 22% en el precio del gas, que los usuarios pagarán en las facturas de los meses de verano, los de menor consumo», puntualizó el Gobierno.

Tampoco aumentarán este 2019 los autobuses y trenes metropolitanos que están bajo la órbita del Estado, ni habrá incremento de precios en los peajes que dependen del Gobierno Nacional.

Las operadoras telefónicas, por su parte, congelarán sus tarifas para las líneas prepagas hasta el próximo 15 de septiembre.

A partir del mes que viene, los frigoríficos exportadores venderán 120.000 kilos por semana de distintos cortes de carne a un precio fijo.

Por otra parte, los cinco millones de beneficiarios que reciben algún tipo de subsidio social tendrán descuentos de entre el 20 y el 70% en 5.000 farmacias distribuidas por todo el país.

Otros 18 millones de personas que reciben algún beneficio de la Administración Nacional de la Seguridad Social, incluidos jubilados y pensionistas, accederán a descuentos de entre el 10 y el 25% en distintos comercios y podrán pedir créditos que tendrán una tasa de interés desde el 40% anual.

En paralelo, «vamos a abrir la convocatoria para un nuevo llamado del Plan ProCreAr, para que 10.000 nuevas familias puedan acceder a su vivienda y se sumen a las 30.000 que ya escrituraron», adelantó el Ejecutivo.

En el documento de 11 páginas que hizo público, la administración de Macri también lanzó un plan para facilitar el pago de deudas que arrastran pequeñas y medianas empresas.

«La tasa de interés tope para las pymes [pequeñas y medianas empresas] será del 2,5% mensual, menor que la de los planes previos y muy por debajo de las tasas del mercado», especifica el texto que lleva por título «Medidas económicas y sociales».

La administración argentina también emitirá por decreto un nuevo régimen de Lealtad Comercial, «cuyo objetivo principal es evitar abusos de posiciones dominantes o posibles conductas monopólicas de grandes empresas».

«La Secretaría de Comercio Interior va a tener ahora más facultades para sancionar conductas desleales o anticompetitivas», aseguró el Ejecutivo.

El Gobierno dio a conocer estas medidas un día después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos reconociera una inflación en marzo del 4,7%, lo que llevó a la interanual al 54,7%.

La crisis económica que se desencadenó desde abril de 2018 y que depreció la moneda local un 109% desde entonces llevó al Gobierno a pactar un crédito con el Fondo Monetario Internacional de 56.300 millones de dólares.

Ese acuerdo con el FMI lo comprometió este año a lograr el equilibrio fiscal primario (que no cuenta los intereses de deuda) y que se pretende conseguir con un estricto programa de ajuste.

Compartir: