El Gobierno de Colombia reanuda los diálogos con la disidencia de las FARC

Bogotá.-El Gobierno de Colombia anunció hoy que reanudará las negociaciones con la disidencia del Estado Mayor Central (EMC) de Néstor Vera Fernández, alias Iván Mordisco, disidente de las disueltas FARC, diez días después de que el grupo armado saliera de forma unilateral de la mesa de debate alegando que no se estaban cumpliendo con los protocolos pactados anteriormente.

«Después de dos semanas de la suspensión o receso que decretaron los del Estado Mayor Central de las FARC-EP para hacer sus consultas y reorganizaciones, vamos a retomar las reuniones programadas, particularmente un nuevo ciclo de conversaciones de la mesa de paz», indicó Camilo González Posso, jefe negociador del Gobierno de Colombia, en una grabación de la que se hace eco RCN, informó la agencia de noticias Europa Press.

Posso destacó que hasta el momento se lograron alcanzar varios acuerdos, entre ellos el de poner fin al reclutamiento de menores y el uso de minas, y otros relacionados con la protección de la población civil, así como una veintena de «compromisos» con el Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos.

También aseguró que se acodaron protocolos de actuación para poner en marcha «transformaciones territoriales» con las que hacer frente a «las situaciones de pobreza y abandono de muchos sectores de la población».

La mesa de diálogo había sido instalada por el grupo guerrillero y el Gobierno el 16 de octubre pasado, e incluyó el compromiso de un cese del fuego bilateral por tres meses.

El 5 de noviembre, el EMC central rompió de manera unilateral las conversaciones alegando que el Gobierno no habría cumplido con algunos puntos ya acordados.

El detonante de la ruptura del diálogo habría sido la decisión de las autoridades de no retirar al Ejército del poblado de El Plateado y del cañón de Micay, en Cauca. Se trata de una región clave en la ruta del tráfico de cocaína y espacio tradicionalmente controlado por las disidencias.

Sin embargo, el EMC pidió mantener el alto el fuego pactado.

«El cese del fuego solo es posible si avanza la negociación en sustitución de la economía ilícita y el fin de hostilidades a la población civil», respondió en su momento el presidente Gustavo Petro, quien denunció que el anterior mandato de Iván Duque había dejado «abandonadas» estas zonas, a merced de estos grupos con la connivencia de «mercenarios corruptos».

El objetivo a largo plazo de esas negociaciones era desmovilizar a unos 3.500 guerrilleros y poner fin definitivo a su actividad rebelde, dijeron las autoridades.

El Estado Mayor Central es la disidencia más grande de las activas actualmente. Está liderada por Iván Mordisco desde la muerte de Miguel Botache Santillana, alias Gentil Duarte y cuenta con cerca de 3.000 combatientes que no se acogieron a los acuerdos de La Habana de 2016.

Según Posso, la nueva ronda de diálogo comenzará el próximo 24 de noviembre, en coincidencia con el 7mo aniversario de la firma del acuerdo final de paz con las extintas FARC.Télam.