El papa Francisco se reunió con Emmanuel Macron para hablar de la paz en Europa

420

Ciudad del Vaticano.-El papa Francisco se reunió por tercera vez con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el Palacio Apostólico del Vaticano, en un encuentro que se extendió durante casi una hora desde las 10:25 hasta las 11:20 y donde la paz en Europa fue el principal tema de conversación.

Macron llegó a Roma el domingo para participar en el encuentro internacional por la paz que organiza la Comunidad de Sant’Egidio donde instó a no dejar que la paz “sea capturada por el poder ruso” y pidió a las religiones que sean “la resistencia”.

“La resistencia consiste precisamente en no justificar nunca la violencia, en no dejarse atrapar por proyectos políticos que esclavicen o nieguen la dignidad de los individuos”, agregó en el encuentro en el centro de congresos de la Nuvola, en el periférico barrio romano del EUR el presidente francés.

El Papa le obsequió al presidente francés, acompañado de su esposa Brigitte, una medalla de bronce, enmarcada en mármol, que representa a San Pedro y la columnata del arquitecto barroco Gian Lorenzo Bernini. Se trata de la medalla que acuñó en 1657 el Papa Alejandro VII tras colocar la primera piedra del brazo izquierdo de la columnata de la plaza de San Pedro.

“Esta medalla atestigua el diseño original de Bernini, que preveía construir un tercer brazo, nunca realizado, para cerrar la plaza; pretendía aumentar el asombro del visitante, ante el que la majestuosidad de la basílica aparecía de repente al final de un camino a través de un laberinto de calles y callejones. Cabe señalar que la medalla muestra una sola fuente en el centro de la plaza, en eje con el obelisco, en lugar de las dos que se hicieron posteriormente”, se puede leer en las explicaciones.

Asimismo, le regaló algunos de los documentos papales más importantes de su pontificado como el Mensaje para la Paz de este año; el documento sobre la fraternidad humana; y la oración que rezó el pasado 27 de marzo de 2020, cuando Italia estaba completamente confinada por la pandemia.

Por su parte, Macron ha regalado al Papa la primera edición en francés de la obra “Por la paz perpetua” del filósofo Immanuel Kant.

Se espera que ambas partes hagan declaraciones mas tarde.

Él y el Papa clausurarán de forma conjunta la conferencia por la paz en una ceremonia especial en el Coliseo de Roma el martes.

El domingo, Macron también se reunió con la nueva primera ministra de Italia, la ultraderechista Giorgia Meloni.

La reunión, que se celebró de forma discreta y sin cámaras en el centro de la capital italiana y duró algo más de una hora, fue definida como “cordial y provechosa” por el entorno de Meloni, que ayer sábado juró como jefa de Gobierno, la primera mujer en la historia del país.

“Como europeos, países confinantes, por la amistad de nuestros pueblos, debemos proseguir con Italia el trabajo emprendido. Lograrlo juntos, con diálogo y ambición, se lo debemos a nuestros jóvenes y a nuestros pueblos”, tuiteó Macron, el primer mandatario que se reúne con la italiana desde su llegada al poder.

La reunión con Meloni “va en esa dirección”, terminó el mandatario, que adjuntó una foto del encuentro.

De acuerdo a un comunicado del Ejecutivo italiano, en la reunión se trató, aunque de forma informal, los principales temas en la agenda de la Unión Europea como “la necesidad de dar respuestas rápidas y comunes al encarecimiento de la energía”.

También abordaron “el apoyo a Ucrania, la difícil coyuntura económica y la gestión de los flujos migratorios”.

Los dos líderes “coincidieron en la voluntad de proseguir colaborando en los grandes retos comunes a nivel europeo en el resto de los recíprocos intereses nacionales”, concluyó la nota.

Este fue el primer encuentro oficial con un líder extranjero por parte de Meloni, líder de los ultraderechistas Hermanos de Italia, un día después de jurar el cargo y el mismo día en que escenificó el traspaso de poderes con el primer ministro saliente, Mario Draghi.

Meloni, primera mujer jefa del Gobierno de su país, ha llegado al poder gracias a una coalición entre su partido, la también ultraderechista Liga de Matteo Salvini y la conservadora Forza Italia de Silvio Berlusconi.

En noviembre de 2021, Draghi y Macron firmaron el “Tratado del Quirinal” para reforzar el eje franco-italiano en el seno de la Unión Europea en materia de política migratoria, cooperación económica e industrial, educación y cultura, entre otras.

Un tratado que llegaba después de tiempos de desavenencias por temas como la gestión de la inmigración en la frontera alpina y en el paso de Ventimiglia (noroeste de Italia).Infobae.

Compartir: