El referéndum en México no logró los votos requeridos y abre un interrogante para López Obrador

266

Ciudad de México.-El referéndum llevado a cabo en México en el que se decidiría si se enjuiciaba a cinco expresidentes no logró los votos requeridos para ser válido.

De acuerdo a un primer boletín del Instituto Nacional Electoral (INE), basado en un conteo rápido, la participación en la consulta popular fue de entre 7,07% y 7,74%, muy por debajo del requisito de 40% que establecieron las autoridades electorales para que el proceso fuese válido, anunció la noche del domingo Lorenzo Córdova, consejero presidente del organismo.

De esta manera, la iniciativa impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para llevar adelante procesos contra los gobiernos anteriores quedó sin margen político de maniobra y abre un interrogante acerca de cómo seguirá adelante el mandatario en esta campaña.

Entre 89,36% y 96,28% votaron en favor del «sí», y los sufragios en contra oscilaron de 1,38% a 1,58%, dijo Córdova en un discurso que se difundió en las redes sociales. El conteo rápido se llevó a cabo en 1.830 mesas receptoras de votación.

El INE había establecido que era necesaria 40% de participación (37,5 millones de electores) con en el fin de que la votación fuera vinculante para los poderes Legislativo y Ejecutivo federales.

El organismo electoral indicó que 93,6 millones de electores podían participar en el referendo.

El presidente del INE señaló que los resultados finales quedarán listos en el transcurso del lunes, cuando se concluya el cómputo de las 57.070 actas.

En la consulta se preguntó a los mexicanos: «¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?».

El texto de la pregunta, que fue definido en octubre pasado por la Suprema Corte de Justicia, generó posiciones encontradas entre juristas y analistas, algunos de los cuales consideraron que estaba apegada a la ley, mientras que otros afirmaron que era confusa y muy general.

Aunque la iniciativa no logró el respaldo popular requerido, algunos analistas prevén que eso no cierra el camino para que el Poder Judicial de la Federación y la Fiscalía General de la República puedan llevar adelante cualquier proceso judicial.

Después de tres años de mandato, López Obrador se ha quedado corto en su principal promesa de erradicar la corrupción, con pocos procesos judiciales de alto perfil en lo que va del sexenio.

Las acusaciones de corrupción hechas contra Emilio Lozoya, exdirector de Pemex durante el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, y otros funcionarios de ese gobierno han resultado difíciles de llevar a juicio.

Ante esa situación los analistas consideran que López Obrador busca la bendición del electorado para cambiar de rumbo y perseguir a los expresidentes, dos de los cuales –Felipe Calderón (2006-2012) y Vicente Fox (2000 a 2006)– han estado entre sus más duros críticos.

En total, México tiene a seis expresidentes vivos, el mayor de ellos Luis Echeverría, con 99 años. El plazo de prescripción ha expirado para muchos de los abusos que se les acusa de cometer, la mayoría de los cuales involucran corrupción masiva, sobornos, despilfarro de dinero del gobierno y mala gestión económica criminal.

AMLO, acrónimo con el que se conoce al gobernante de 67 años, no votó aduciendo que sus adversarios lo hubieran acusado de persecución, por lo que dejó la decisión a la ciudadanía.

El resultado demuestra que «no era necesaria una consulta para saber que la gente quiere que se castigue la corrupción», dijo a la AFP el politólogo José Antonio Crespo, del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

«La presión (para que se investigue) siempre ha estado ahí, simplemente la fiscalía va a hacer lo que le diga el presidente, porque aunque sea formalmente autónoma, hemos visto en la práctica que no lo es», añadió Crespo.

Tras la votación, un comité ciudadano que promovía el referendo anunció que planteará nuevas iniciativas.

«Esto no puede terminar aquí. Deben iniciarse mecanismos de justicia transicional que nos permitan a las víctimas acceder a nuestro derecho a la verdad», indicó un comunicado.

AMLO también impulsó una reforma que permite someter a los presidentes a un referendo revocatorio cuando cumplan la mitad del mandato de seis años. En 2022 lo hará voluntariamente.Clarin.

Compartir: