Estados Unidos vende 15 millones de barriles de petróleo para bajar precios de naftas antes de las legislativas

389

Washington.-El Gobierno de Estados Unidos anunció la venta de 15 millones de barriles de petróleo de su reserva estratégica para tratar de bajar el precio de este combustible antes de las elecciones legislativas del 8 de noviembre, en las que los demócratas se juegan el control del Congreso.

En una conferencia de prensa, la Casa Blanca informó que el Departamento de Energía venderá este cargamento, que corresponde a la última parte de un total de 180 millones de barriles que el presidente Joe Biden aprobó en marzo, para su entrega en diciembre.

La noticia hizo retroceder este martes el precio del crudo. El valor del barril de West Texas Intermediate (WTI), la variedad estadounidense de referencia, para entrega en noviembre, cayó 3,08 por ciento y cerró en 82,82 dólares.

Por su parte, el mandatario pidió al Departamento de Energía que esté preparado para vender más barriles del fondo de reserva durante el invierno, si es necesario para combatir el incremento de precios. En específico, las reservas estratégicas de crudo estadounidenses ascienden a unos 400 millones de barriles.

Según la Administración de Información sobre Energía, la liberación de 15 millones de barriles no alcanzaría para cubrir un día completo de uso de petróleo en Estados Unidos.

En tanto, el Gobierno adelantó que su intención es recomprar este petróleo para su reserva cuando los precios vuelvan a situarse entre 67 y 72 dólares por barril, y que pedirá a las empresas petroleras que bajen el precio que cobran a los consumidores.

Aunque estas medidas ya habían sido adelantadas este martes, será el propio Biden quien las haga oficiales el miércoles, junto con más acciones para bajar el precio de la gasolina dentro del país.

«Habrá un anuncio mañana en la política del presidente sobre cuál es el siguiente paso y lo que él va a hacer para dar cierto alivio al pueblo estadounidense», dijo en su rueda de prensa diaria la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos crecieron la semana pasada después de que la alianza OPEP+, liderada por Arabia Saudí y Rusia, decidiera reducir su bombeo en 2 millones de barriles diarios (mbd), lo que supone el mayor recorte de la oferta petrolera desde mayo de 2020.

La media de los precios de la gasolina en EE.UU. está actualmente en los 3,87 dólares por galón (3,78 litros), una cifra significativa pero por debajo de la subida récord de 5,02 dólares por galón que se alcanzó en junio, según la Asociación Automovilística estadounidense.

El anuncio representa la continuación de un giro de 180 grados por parte de Biden, que ha intentado distanciar a Estados Unidos de los combustibles fósiles para identificar fuentes adicionales de energía para satisfacer el suministro nacional y global como resultado de las interrupciones derivadas de la invasión rusa a Ucrania y de los recortes de producción que dio a conocer el cártel petrolero liderado por Arabia Saudí.Clarín.

Compartir: