Gobierno inició otorgamiento de licencias para producción de cannabis medicinal

732

Asunción, IP.- El ministro de Salud Púbica, Julio Mazzoleni, informó que se inició el otorgamiento de licencias para producción e industrialización medicinal del cannabis.

“El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social a través de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa), tras un proceso de selección con la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad),  el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), inició el otorgamiento de las licencias para la producción medicinal del cannabis.  Una opción de tratamiento para pacientes seleccionados y un avance para la industria farmacéutica nacional”, expresó a través de sus redes sociales.

Recordemos que el Poder Ejecutivo amplió a diez el límite de licencias para la producción e industrialización controlada del cannabis medicinal a través del Decreto N° 3.284, se decidió “ampliar hasta un máximo de diez licencias de producción e industrialización, con vigencia para la producción e industrialización controlada en los términos de la Ley y la presente reglamentación, a laboratorios nacionales privados”.

La medida se da tras la solicitud presentada por el Ministerio de Salud Pública de modificar el Decreto N° 9.303, del 6 de agosto de 2018, que establecía un máximo de cinco licencias para las firmas farmacéuticas.

La cartera sanitaria es el ente encargado de administrar y llevar adelante el Programa Nacional para el Estudio e Investigación Médica y Científica del uso medicinal del cannabis y sus derivados”, promulgada en enero de 2018, a través del cual se emitirán las licencias correspondientes a los laboratorios farmacéuticos que inicien los trámites necesarios.

Recientemente, el ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio, informaba sobre los avances de la licitación y el procedimiento a utilizar, que en una primera fase se haría en el departamento Central y luego se extendería a zonas más “delicadas”; además que la ley contempla que el 2% de la producción debe ser destinado al Ministerio de Salud, que a su vez será distribuida de manera gratuita a los pacientes con la prescripción médica correspondiente.

Estos productos medicinales se utilizan para tratar epilepsias refractarias, dolor crónico, e incluso se considera la posibilidad de reemplazar la familia de opioides.

Compartir: