Se presentó el libro acerca de la Guerra contra el Paraguay

174

Asunción, IP.- La Secretaría Nacional de Cultura (SNC) realizó ayer el lanzamiento del libro “A propósito de la guerra contra el Paraguay por la Confederación Argentina, el Uruguay y el Brasil”, de M. TH. Mannequin, en el Archivo Nacional.

La actividad se realizó en el Archivo Nacional, sitio Mariscal Estigarribia esquina Iturbe y se realiza en el marco de la Conmemoración del Sesquicentenario de la Epopeya Nacional (1864-1870).

La obra hecha en coedición de la SNC, la Alianza Francesa y la editorial Arandurã cuenta con un estudio introductorio de la historiadora, Liliana M. Brezzo y la traducción de Carlos Guggiari Chase, aportes a la traducción, Guido Rodríguez-Alcalá, la revisión de la traducción, Dominique Scobry; y la presentación estará a cargo del Embajador Ricardo Scavonne Yegros, Académico de Número de la Academia Paraguaya de la Historia.

Mannequin inicia su texto señalando “En la guerra los pueblos padecen siempre en su intereses económicos y, por otra parte, puede dudarse de que puedan ganar alguna cosa. Pero ordinariamente se hace la guerra en nombre de dichos intereses, sea obedeciendo a teorías perversas sea aduciendo pretextos invocados para disimular ambiciones morbosas”.

Y finaliza expresando “No sé qué transformaciones puede aportar la guerra actual en la constitución íntima del Paraguay. Este país difiere considerablemente de todos aquellos países sobre los cuales he conversado con el lector más de una vez, que merecería un trabajo aparte; pero muy ciertamente la guerra no le será ventajosa. No es con las armas al hombro que los pueblos secuestrados por sus instituciones solitarias deben iniciar sus tratos con el extranjero”.

Theodore Mannequin y la Propaganda del Paraguay en Europa durante la guerra contra la Triple Alianza 1864-1870. Por Liliana M. Brezzo

A iniciativa de la SNC se realiza la publicación de la primera edición en español de la obra del publicista francés Theodore Mannequin (1819-¿1895?). El folleto se editó originalmente en París en el año 1866 como expresión de los debates que se produjeron durante el conflicto bélico. Sin embargo, su gestación se puede remontar una década antes, en los intercambios epistolares de Mannequin con letrados y diplomáticos comprometidos o interesados en el devenir de las sociedades del Río de la Plata, señala parte del texto introductorio a cargo de Brezzo.

“Declarada la guerra de la Triple Alianza, el gobierno paraguayo de Francisco Solano López autorizó a Cándido Bareiro (1833-1870), titular de la representación diplomática en Europa, a efectuar erogaciones destinadas a financiar la publicación de artículos en la prensa y de escritos en otros formatos que sustentaran la equidad de su causa y divulgaran una imagen positiva del país para neutralizar la que los escritores reclutados por los gobiernos aliados pregonaban en hojas francesas como Les Débats y La Patrie”, explica.

Igualmente indica “Al principio, la Legación paraguaya sólo contó en París con La Opinión Nacional, un periódico de poca importancia y circulación. Fue clave para modificar esa situación el concurso del periodista francés Charles Expilly, quien tenía buenos contactos en la prensa de su país y una reconocida posición crítica respecto al Brasil”.

“Estos esfuerzos se vieron robustecidos con el concurso de otros intelectuales y publicistas como el del argentino Juan Bautista Alberdi (1810-1884). En efecto, en los primeros años de la década de 1860, Gregorio Benites (1834-1909), joven secretario de la Legación paraguaya en Europa conoció a Albredi quien se hallaba ya desvinculado de su cargo de Ministro Plenipotenciario y Encargado de Negocios de la República Argentina ante las cortes de Francia, Inglaterra, España y el Vaticano, luego que Bartolomé Mitre asumiera la presidencia, en 1862”.

“Al igual que lo hacen Alberdi y Gregorio Benites, el lector está invitado, ciento cincuenta años después, a leer o a revisitar la obra de Theodore Mannequin, a disentir, polemizar o coincidir con parte de sus argumentos; a observar la guerra con nuevos ojos, y ver lo que otros no pudieron ver en el pasado y, de este modo, a componer una visión más completa del conflicto y de su significado para Sudamérica”.

Compartir: