Impulsarán capacitaciones en oficios en el Centro de Rehabilitación Social de Itapúa

411

Asunción, Agencia IP.- Con la finalidad de impulsar capacitaciones en oficios, que beneficien a más de 1.400 personas privadas de libertad, el Ministerio de Justicia amplió la capacidad edilicia del pabellón A “Alta” del Centro de Rehabilitación Social del distrito Kambyretá, Itapuá, y recuperó un área clave destinado para talleres.

El Ministerio de Justicia realizó obras de ampliación, mantenimiento y readecuación en el pabellón A “Alta” del Centro de Rehabilitación Social (Cereso), para el desarrollo de talleres de oficios, que beneficiará a unas 1.408 personas privadas de libertad.

Los trabajos consistieron en la reparación y mantenimiento general de 24 unidades de celdas comunitarias, la construcción de seis habitaciones privadas para encuentros de parejas, la habitación y adecuación de una celda para persona privada de libertad (PPL) con capacidades diferentes, el mejoramiento de la sala de guardias del pabellón, así como la readecuación y puesta en funcionamiento de espacios destinados a talleres de reinserción social.

La obra ejecutada contempla 643,00 m2, para lo cual fueron tenidos en cuenta todos los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, que refieren a la permanencia y reinserción de las personas privadas de libertad.

La inauguración de las ampliaciones en el pabellón A “Alta” del Centro de Rehabilitación Social del distrito Kambyretá, Itapuá, se realizó esta mañana.

Crianza cotidiana en el centro penitenciario para mujeres

Por otro lado, el Ministerio de Justicia en cooperación con el Ministerio de la Niñez y Adolescencia (Minna) dio inicio al taller de “Disciplina Positiva para la Crianza Cotidiana” en el Centro Penitenciario para Mujeres Serafina Dávalos, que pone la mirada en el ejercicio de la maternidad de 20 mujeres privadas de libertad.

Esta actividad tiene como finalidad contribuir al desarrollo integral de las participantes erradicando y previniendo todo tipo de violencia a través del desarrollo de habilidades de las madres en disciplina no-violenta y resolución de problemas.

Entre los temas se destacan la identificación de sus objetivos a largo plazo, importancia de la calidez y estructuras a brindar, entendimiento del cómo piensan y sienten los niños, niñas y adolescentes, resolución de conflictos y respuesta con disciplina positiva.

Taller para mujeres privadas de libertad. Foto: Gentileza

La capacitación que se extenderá del 9 al 11 de febrero, consta de 8 sesiones y 1 sesión de seguimiento con modalidad presencial, con una duración de 90 minutos por cada sesión. Culminado el curso, las mismas podrán acceder al certificado de constancia de participación.

Como parte de la metodología también se prevé la atención a los niños y niñas que viven intramuro por parte de educadoras del Minna en un rincón establecido para el efecto, a fin de garantizar la participación y atención de las madres en los talleres.

 

 

 

 

Compartir: