India: sigue el rescate de 40 obreros atrapados hace casi una semana tras un derrumbe

Buenos Aires.- Los rescatistas que trabajan en la liberación de 40 obreros atrapados en un túnel en el norte de India, que se derrumbó hace casi una semana, advirtieron hoy que podrían necesitar hasta dos días más para completar la operación.

Desde el domingo, equipos técnicos trabajan con perforadoras para evacuar a los obreros que permanecen atrapados luego de que colapsara parcialmente el túnel en el que estaban trabajando en el estado de Uttarakhand, al norte de India.

Para su rescate, buscan introducir un cilindro de acero de unos 90 centímetros de diámetro por el que evacuar a los trabajadores, del cual hasta anoche sólo se habían logrado insertar 18 metros de ese tubo.

«Si seguimos trabajando a este ritmo, se necesitarán otras 40 o 48 horas para rescatar a los obreros», declaró hoy Deepak Patil, quien dirige los trabajos de rescate.

Los rescatistas lograron comunicarse con los hombres atrapados por radio y les enviaron comida, agua, oxígeno y medicinas a través de un tubo de 15 centímetros de diámetro, consignó la agencia de noticias AFP.

Si bien no se reportó ninguna información oficial sobre el estado de los obreros, los medios locales aseguran que algunos de ellos sufrieron vómitos, dolores de cabeza, ansiedad y problemas estomacales.

Afuera del túnel se habilitó un hospital de campaña de seis camas y se desplegaron ambulancias para atender los casos más urgentes.

Para el operativo de rescate, India solicitó el asesoramiento de una empresa tailandesa que salvó en 2018 a un grupo de niños de una cueva, así como de expertos en mecánica de suelos y geólogos de un instituto noruego.

El túnel siniestrado forma parte de un plan para conectar las localidades de Silkyara y Dangalgaon, que albergan dos de los templos hindúes más sagrados, el de Uttarkashi y el de Yamunotri.

Los expertos advierten sobre el impacto de las grandes construcciones en el estado de Uttarakhand, donde grandes partes del territorio son propensas a los deslizamientos de tierra y en un país donde los accidentes en grandes proyectos de infraestructura son frecuentes. Télam