Indígena destaca importancia de su trabajo como agente comunitario en atención a la salud

989

Asunción, IP.- Silverio Gómez tiene 46 años y hace siete se desempeña como agente comunitario del programa de Atención Primaria de la Salud en comunidades de Lambaré, cercanas a la capital. En conversación con Radio Nacional del Paraguay comentó parte de su historia personal y la importancia de su trabajo.

Silverio comentó que hace unos 22 años salió de su comunidad indígena de Curuguaty para conocer la capital del país y que desde entonces se instaló en la casa de su hermana, en el barrio denominado Yukyty, de la zona de Cerro Poty, al costado del Cerro Lambaré.

En principio se dedicó a la artesanía, pero encontró las posibilidades para formarse en otros oficios. El que resultaría clave en su futuro laboral fue una capacitación para el uso de computadoras recibido a través del Servicio Nacional de Promoción Profesional.

“Un día vinieron un médico y una licenciada a nuestra comunidad para capacitarnos y desde ahí comenzó todo. Entré como agente comunitario de APS y mi trabajo es cargar datos, como un censo de lo que pasa en mi comunidad”, relató.

En la zona de Jukyty viven unas 120 familias indígenas, las que forman parte de las familias asistidas por el programa de Atención Primaria a la Salud en las localidades de Cerro Poty, Primavera y María Auxiliadora.

“En principio yo solo quería visitar a indígenas, pero según el reglamento de la APS había que abarcar 2000 a 3000 personas, pero en las comunidades somos solo de 120 a 130 personas por lo que tuve que salir y hablar con más gente”, comentó Silverio.

Indicó que inicia sus labores a tempranas horas recorriendo las comunidades casa por casa y recoger datos sobre cantidad de enfermos, embarazadas, hipertensos, personas con diabetes, entre otras informaciones. “Veo quién está enfermo, a quien le falta remedios, luego vuelvo a la oficina y cargo todos estos detalles en la computadora, en la notebook, realmente mi trabajo es muy importante para la comunidad”, destaca.

Silverio es consciente de la importancia de la capacitación y del trabajo de agente comunitario, ya que incide además también en las prácticas para prevenir la aparición de enfermedades. “Ahora sabemos más de la salud, cambiamos la alimentación, comemos saludablemente, es muy importante para mi familia”, indicó.

Señaló que una parte para el desarrollo de su labor fue haber recibido capacitación en el trato con las personas y que gracias a ello realiza su trabajo sin ningún tipo de conflicto. “Me gusta mi trabajo, salimos por nuestra zona, revisamos lo que falta, hablamos con la gente. Todos me tratan bien, y hasta ahora trabajamos bien”, concluyó.

Compartir: