Inflación en Estados Unidos: volvió a bajar por segundo mes consecutivo y en agosto registró una marca de 8,3%

343

Washington.-La inflación de Estados Unidos volvió a bajar por segundo mes consecutivo y en agosto registró una marca interanual de 8,3 %, dos décimas menos que en julio, según los datos publicados este martes por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

Con respecto al mes anterior, los precios de consumo subieron una décima, después de haberse mantenido estables en julio. La desaceleración en el aumento de precios se debe primordialmente a una caída en el precio de la nafta, y en menor medida a que los autos usados se están vendiendo a precios más bajos.

Si bien la inflación sigue siendo muy alta, es inferior al alza del 8,5% registrada en julio y al máximo de cuatro décadas registrado en junio, de 9,1%. En términos mensuales, los precios subieron un 0,1%, tras una lectura plana en julio.

Sin embargo, los llamados precios básicos, sin contar alimentos y energía, aumentaron un 0,6% entre julio y agosto, más de lo que muchos economistas esperaban y una señal de la persistencia de la inflación.

A pesar de las señales de desaceleración en el aumento de los precios, la inflación sigue siendo mucho más alta de lo que muchos estadounidenses han experimentado nunca y mantiene la presión sobre la Reserva Federal, el organismo encargado de mantener los precios estables.

Se espera que la Fed anuncie la próxima semana una nueva alza de su interés de referencia, lo que supondrá un aumento de los costos de muchos préstamos a consumidores y empresas.

La inflación ha disparado las facturas de alimentos, alquileres, como así también en el costo de los servicios públicos de las familias, entre otros gastos, infligiendo dificultades a muchos hogares y profundizando el pesimismo sobre la economía a pesar del fuerte crecimiento del empleo y el bajo desempleo.

Incluso si la inflación alcanza su punto máximo, los economistas prevén que podría tardar dos años o más en volver a acercarse al objetivo anual del 2% de la Reserva Federal.

Es probable que el costo de los alquileres y otros servicios, como la salud, sigan subiendo en los próximos meses.Clarín.

Compartir: