Investigación sostiene que el Estado invierte más en políticas punitivas que sociales

629

Asunción, IP.- El Mecanismo Nacional de Prevención Contra la Tortura (MNP) presentó este miércoles el informe sobre la investigación realizada en jóvenes en conflicto con la ley penal, que sostiene que el Estado invierte más en políticas punitivas que en las políticas sociales, siendo las cárceles la coronación de la exclusión para personas que crecieron en ese entorno. 

El director de Investigación del MNP, José Galeano Monti, afirmó que el estudio,  cuya realización llevó un año y medio de tiempo, se desarrolló mediante 4 historias de vida de mujeres y 6 de varones de entre 16 a 23 años que se encuentran recluidos en las cárceles de Tacumbú, Buen Pastor y el Centro Educativo de Itauguá.

«Lo que hicimos en primer momento es analizar en profundidad esas 10 historias y luego al analizarlas en conjunto encontramos que existen ejes comunes o patrones como que provienen de entornos familiares muy degradados ya sea porque son muchos miembros, con padres ausentes, consumo de drogas y eso les daba un entorno muy desprotegido», afirmó.

En ese sentido sostuvo que los jóvenes que se encuentran presos hoy tuvieron que abandonar sus estudios para aportar de alguna manera a la economía familiar. «Pudimos encontrar niños que desde los 9 años ya abandonaban la escuela para empezar a tener algún ingreso, buscando ayudar a sus familiares, y que con el paso de los años se fue tornando hacia lo delictivo porque le permitía solventar sus gastos», acotó Galeano Monti.

Foto: IP

En cuanto a las jóvenes que se encuentran privadas de libertad el investigador resaltó el entorno de violencia psicológica, física y sexual en el que creció la mayoría de ellas. «Casi todas las jóvenes a las que entrevistamos se encuentran muy golpeadas, muchas de ellas ya fueron madres siendo adolescentes y siguieron teniendo hijos con diferentes parejas», sostuvo.

Galeano dijo que al tener todo este esquema se pregunta si las cárceles son el mejor lugar dónde deben estar, ya que él cree que las cárceles son como la coronación de la exclusión, ya que los presos provienen de un entorno de por sí ya muy excluido y donde debieron aprender a crecer.

Refirió que las cárceles no son el lugar ideal donde deben estar los adolescentes o jóvenes y que el Estado debe proveer de programas y proyectos que insten a la prevención y eviten que los niños dejen la escuela, utilicen drogas y que no viva en situación de pobreza.

«Esto es posible ya que cada paraguayo tiene un presupuesto y el Estado paraguayo lo que hace es decidir si en qué lugares serán invertidos», refirió.

En ese sentido destacó que en los últimos años el Estado ha invertido cifras muy elevadas en fuerzas de seguridad o en fuerzas punitivas, sin embargo en protección social las inversiones fueron mucho menos. «Lo que hay que hacer es dar vuelta ese sentido de la inversión para que estas 10 historias y las 15.000 que existen en las cárceles no se sigan reproduciendo».

Para finalizar Galeano sostuvo que la investigación será presentada a los diferentes ministerios y las nuevas autoridades a modo de abrir el debate y pensar cuáles serán las estrategias a seguir.

Cabe destacar que la investigación fue financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), cuyo monto ascendió a 90 millones de guaraníes.

Para acceder a la investigación y descargarla puedes hacer click aquí.

Compartir: