Itaipu transfirió US$ 95 millones al Estado en el primer trimestre de 2022, por Anexo C

389

Asunción, Agencia IP.- En lo que va del 2022, Itaipu Binacional remesó 95 millones de dólares al Estado paraguayo, en el marco del cumplimiento de las obligaciones establecidas en el Anexo C del Tratado.

Los desembolsos corresponden a los conceptos de royalties, cesión de energía y pagos a la Administración Nacional de Electricidad (ANDE). De esta manera, la Entidad se encuentra al día con todos sus compromisos financieros, informó la Itaipu.

De enero a marzo del corriente año, Binacional transfirió 50 millones de dólares por royalties y 41 millones de dólares por cesión de energía al Tesoro Nacional. Por su parte, la ANDE ingresó 4.000.000 de dólares por el resarcimiento de las cargas de administración y supervisión; de acuerdo con el reporte de la Dirección Financiera, Margen Derecha, de la Binacional.

En lo que corresponde solo a las transferencias realizadas en el tercer mes de 2022, los royalties totalizaron 16 millones de dólares, mientras que los desembolsos por la cesión de energía representaron 11 millones de dólares. A su vez, la ANDE percibió 1,2 millones de dólares por el resarcimiento de las cargas de administración. Estos recursos constituyen una inyección importante a las arcas públicas.

De acuerdo con lo establecido en el Tratado de Itaipu, los royalties constituyen una compensación financiera mensual que reciben los Estados de Paraguay y Brasil por la utilización del potencial hidráulico del río Paraná para la producción de energía eléctrica. La cesión de energía es la retribución abonada por el Estado brasileño para acceder a la parcela de la producción que Paraguay no utiliza. Estos dos conceptos son transferidos al Ministerio de Hacienda, institución que se encarga de distribuir los recursos para sus usos finales, como disponen las legislaciones nacionales.

Por su parte, la ANDE recibe mensualmente el pago por resarcimiento de las cargas y, periódicamente, también percibe ingresos por las utilidades de capital para hacer frente a sus necesidades presupuestarias, tal como dispone el Tratado.

Pese a que persiste el complicado escenario hidrológico en la región y a los efectos latentes de la pandemia del covid-19, la Central Hidroeléctrica Itaipu continúa con un óptimo desempeño y honra sus compromisos financieros con el país en tiempo y forma.

Compartir: