Jordania ejecutó a dos yihadistas tras el asesinato del piloto a manos del EI

1098

Amán.-Las autoridades jordanas ejecutaron a dos presos condenados por terrorismo, entre ellos Sayida al Rishawi, cuya liberación fue reclamada por el Estado Islámico (EI) a cambio del piloto jordano Muaz al Kasaesbeh, asesinado por el grupo yihadista.

Al Rishawi, de unos 44 años y que pasó diez de ellos en una prisión jordana, es una miliciana islámica hermana de Mubarak Atrous al Rishawi, mano derecha del fallecido líder de Al Qaeda en Irak, Abú Musab al Zarqawi.

El segundo ejecutado es Ziad al Karboli, un miembro de Al Qaeda condenado por el asesinato de un ciudadano jordano y por su pertenencia a un grupo terrorista, según fuentes de seguridad citadas por el diario jordano ‘Al Ghadd’, consignó Europa Press.

El Gobierno de Jordania había anunciado que daría una respuesta «estremecedora, decisiva y fuerte» a la ejecución de Al Kasaesbe.

Por su parte, el Ejército, a través de su portavoz, el coronel Mamdouh al Ameri, confirmó en un comunicado televisado la muerte del piloto, quien fue capturado en diciembre cuando su avión se estrelló en Siria, y prometió «una venganza tan grande como la calamidad» conocida el martes.

Además, fuentes de seguridad jordanas anunciaron durante la tarde de ayer que ejecutarían a Al Rishawi: «Se tomó la decisión de cumplir la condena a pena de muerte contra esta presa iraquí y otros», dijeron.

El Estado Islámico difundió un vídeo en el que se ve cómo Al Kasaesbeh es introducido en una jaula y es quemado vivo, a pesar de que, tal y como confirmó el Gobierno jordano, realmente fue ejecutado el 3 de enero.

Los milicianos suníes habían exigido al Gobierno jordano la liberación de Al Rishawi a cambio del piloto y del periodista japonés Kenji Goto y habían dado varios ultimátums.

El último de ellos ocurrió el jueves a través de un mensaje de audio en el que Goto advertía de que, si el intercambio no se producía antes del atardecer, sería ejecutado.

Aunque el Gobierno jordano se mostró dispuesto a liberar a Al Rishawi, siempre y cuando recibiera pruebas de vida de su piloto, y pese a los esfuerzos del Gobierno japonés, Goto fue finalmente ejecutado el sábado. Desde entonces, no se habían tenido noticias sobre Al Kasaesbeh.

Tras la publicación del vídeo, el rey Abdalá II de Jordania llamó a los jordanos a «permanecer unidos» frente al «cobarde terror» del Estado Islámico, según ha informado la agencia estatal jordana de noticias, Petra.

El monarca interrumpió la visita a Washington para regresar a su país, pero se reunió antes con el presidente Barack Obama, aunque la reunión no estaba prevista.

Antes de reunirse con el rey jordano, Obama ordenó a su equipo destinar todos los recursos para localizar a otros rehenes de EI.

Jordania, aliada de Estados Unidos, forma parte de una alianza contra el grupo que controla extensas partes de Siria e Irak.

El Rey defendió la campaña de las críticas domésticas, diciendo que los musulmanes moderados deben combatir a un grupo cuya ideología y brutalidad insultaron al Islam.

Compartir: