La Academia Militar «Mariscal Francisco Solano López» celebra 107 años de vida institucional

608

Asunción, Agencia IP.- El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, participó este jueves de la ceremonia por el 107º aniversario de creación de la Academia Militar «Mariscal Francisco Solano López», en la ciudad de Capiatá, en el departamento Central.

Durante el acto, el comandante de la Academil, Alcides Lovera, recordó que la institución fue creada el 23 de junio de 1915 con la denominación de Escuela Militar, con la finalidad de otorgar las instrucciones profesionales y civiles, necesarias a los jóvenes que deseaban ingresar en el Ejército en calidad de oficiales.

En el año 1932, con motivo de la Guerra del Chaco, la Escuela Militar sirvió como base de la formación del Regimiento de Infantería Nº6 «Boquerón», recibiendo su bautismo de fuego y sangre el 17 de septiembre del mismo año.

En 1948, la Escuela Militar pasa a denominarse Colegio Militar «Mariscal Francisco Solano López”, en homenaje al héroe máximo de la nacionalidad. El 22 de febrero de 1971 se dispone la mudanza al actual local ubicado en la ciudad de Capiatá, en el departamento Central.

Asimismo, el 19 de diciembre de 1994, el Colegio Militar pasa a llamarse Academia Militar y se dispone la modalidad de formación profesional dentro del sistema educativo nacional con nivel universitario.

En esa misma línea, el comandante de la Academil mencionó que el plan de enseñanza de la Academia Militar está diseñado como una modalidad de formación profesional superior con duración de cuatro años, con régimen de internado, y que al término de la carrera los egresados reciben el título de subteniente o guardiamarina, o licenciado en Ciencias Militares.

En ese contexto, resaltó que la institución, después de dos años de pandemia, retomó las clases presenciales en un 100 por ciento, pero que igualmente continúa con los cuidados pertinentes, teniendo como prioridad el cuidado de la salud del personal.

A los jóvenes cadetes instó a tener siempre presente la dedicación a los estudios y la disciplina, el trato respetuoso a los superiores y subordinados.

“Señores galardonados sean dignos de recibir la medalla de la Academia Militar Mariscal Francisco Solano López, unidad muy cara a nuestros sentimientos y que no es por lisonja que hayan sido nominados para tal alta distinción, sino por el sentido de pertenencia, por el trabajo silencioso y perseverante que hace que cada día vaya mejorando el prestigio ganado por la institución”, expresó finalmente.

Compartir: