La CIDH le pidió a Brasil que se respete el resultado de las próximas elecciones

440

Washington.-La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llamó este jueves a Brasil a desplegar «el máximo de sus esfuerzos» para prevenir la violencia política y pidió que se «respeten los resultados de las elecciones como la más alta expresión de la soberanía popular», de cara a los comicios del domingo.

En un comunicado, el organismo saluda «las medidas especiales adoptadas por las instituciones del Estado (..) para garantizar la realización de elecciones libres y justas», y simultáneamente pide «combatir cualquier acto de intolerancia que pueda resultar en violencia política».

Entre la serie de medidas adoptadas, destaca el acuerdo firmado entre el Tribunal Superior Electoral (TSE) y la Procuraduría General Electoral para combatir la violencia política de género; la instalación de un centro de inteligencia por parte de ese órgano, así como la creación de juzgados penales específicos para juzgar los casos de violencia político-partidista, por parte del Consejo Nacional de Justicia.

La CIDH destaca también las restricciones del TSE para prohibir el ingreso de armas de fuego a los centros de votación y el otorgamiento de tres medidas cautelares que limitan el alcance de los decretos del presidente Jair Bolsonaro, que facilitan su compra y tenencia.

La campaña de las elecciones que enfrentarán al exmandatario progresista Luiz Inácio Lula da Silva y el actual presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro estuvo marcada estos días por casos de violencia política que elevaron la tensión en la recta final.

Actualmente, las autoridades investigan el asesinato de al menos cuatro personas tras discusiones políticas, dos de ellas el pasado fin de semana, entre otras agresiones a militantes y candidatos desde el inicio de la campaña.

En este marco, la CIDH saluda la creación de campañas y herramientas en línea y otros mecanismos para informar a la población sobre los derechos y deberes de personas electoras, el funcionamiento del sistema electoral nacional y la participación en las elecciones.

El organismo reafirma en su declaración «la sólida institucionalidad democrática de Brasil, la separación e independencia de sus poderes y el debido funcionamiento de su sistema de pesos y contrapesos».

También recuerda que los liderazgos políticos «ejercen un rol esencial en la prevención de la intolerancia y la violencia cuando desde sus posiciones de notoriedad contrarrestan activamente la discriminación y promueven el entendimiento desde el reconocimiento del pluralismo y la diversidad».

Por último, llama al Estado y a la sociedad en general a celebrar «elecciones pacíficas y respetar sus resultados como la más alta expresión de la soberanía popular, con estricto apego a la democracia representativa y a los derechos humanos, conforme lo establece la Carta Democrática Interamericana, instrumento del que Brasil es parte».

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

Está integrada por siete miembros que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.Télam.

Compartir: