La Dimabel proyecta reactivar fábrica de municiones después de 20 años

601

Asunción, Agencia IP.- El titular de la Dirección de Materia Bélico (Dimabel),  Aldo Daniel Ozuna, anunció que la fábrica de municiones de la unidad volverá a operar después de 20 años, con el objetivo de producir cartuchos para uso interno y con ello generar un cuantioso beneficio al presupuesto estatal.

El director explicó que con la puesta en marcha de la fábrica se comenzarán a producir unos 7.000 cartuchos por hora, lo que permitirá responder fácilmente a la demanda máxima de uso de las Fuerzas Armadas, que en promedio es de 4 a 5 millones de cartuchos al año. «Vamos a producir en dos meses y medio lo que necesitamos para un año», indicó.

Señaló que la operatividad de la fábrica de Dimabel se dará después de dos décadas, mediante una fuerte inversión del Estado y, en ese sentido mencionó la propuesta de la propuesta de la empresa Compañía Brasileña Cartuchos (CBC), para instalarse en el país y, mediante una alianza con la Dimabel, producir municiones de uso civil para su comercialización en el exterior.

Ozuna afirmó que esta alianza permitiría alivianar al Estado los gastos en la compra de municiones, armas y explosivos e incluso generar  importantes ingresos. Igualmente posibilitará mantener activa la fabrica durante todo el año. «No podemos estar parando 9 meses una fábrica tan cara», consideró.

«Con mis maquinas voy a producir en dos meses todo lo que las unidades castrenses requieren para un año, por lo que la propuesta de la firma brasileña es proveer la materia prima  para que la Dimabel pueda hacer la manufacturación de esas municiones para ellos,  específicamente del calibre civil, 9 milímetros», detalló.

En ese contexto, aclaró que la fábrica de la firma brasileña no estará dentro del cuartel de Dimabel de Piribebuy, sino que tendrán una propia para la fabricación de calibres deportivos y de uso civil.

“La negociación de cuánto pagarían o deberíamos cobrar es una negociación que ya escapa de mis posibilidades, por lo que pasa nivel superior”, exteriorizó Ozuna este jueves en conversación con los medios de comunicación tras el acto en la Academilen Capiatá.

En esa misma línea, mencionó que el acuerdo recientemente firmado CBC Mercosur no implica la entrega de la soberanía, sino más bien un intercambio de asistencia técnica y entrenamiento a la tropa, así como ingresos económicos.

La alianza también contempla la posibilidad de que los suboficiales retirados puedan trabajar en la referida industria brasileña, atendiendo a que este sector se jubila a muy temprana edad, según explicó.

Indicó que la empresa no tendrá privilegios y que gestionarán sus documentaciones como cualquier otra firma que trabaja bajo el régimen de maquila. Igualmente, tendrán que adecuarse a los requisitos de la Dimabel y su habilitación solamente se concretará en caso de que reúna dichos requerimientos.

“Nosotros vamos a controlar si las municiones son vendidas en el país y sancionar en caso de que corresponda. CBC tiene todas las materias primas que necesitamos, pero nosotros no estamos comprando de ellos”, añadió.

Compartir: