La OEA pide anular las elecciones presidenciales en Bolivia y volver a realizarlas

103

Bolivia.- La Organización de los Estados Americanos (OEA) recomendó hoy anular las elecciones presidenciales en Bolivia del 20 de octubre «en virtud de la gravedad de las denuncias y análisis respecto al proceso electoral» relevado por el equipo de auditores del organismo, y reclamó «nuevas garantías», entre ellas renovar la composición del órgano electoral.

«La primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente», señala el comunicado de prensa difundido este domingo por el titular de la OEA, Luis Almagro.

La conclusión del organismo, aunque provisorio, se sostiene en la gravedad de las denuncias y el análisis respecto al proceso electoral» volcados por los enviados de la OEA en un documento titulado «Informe Preliminar Auditores Proceso Electoral en Bolivia».

En esa línea, el organismo aconseja que el proceso electoral en Bolivia debe iniciarse otra vez efectuándose «la primera ronda tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas, una nueva composición del órgano electoral».

«La situación en el país exige a los actores gubernamentales (primordialmente) y políticos de las diferentes opciones, así como a todas las instituciones actuar con apego a la Constitución, responsabilidad y respeto por las vías pacíficas» señala.

El organismo también reclamó que el derecho a la protesta pacífica sea «amparado y garantizado» y consideró que «lo más valioso a tener presente en estas horas es el derecho a la vida de los bolivianos y evitar cualquier enfrentamiento violento entre compatriotas».

Tras las elecciones presidenciales del 20 de octubre, cuyo escrutinio provisorio fue interrumpido por varias horas, se desataron protestas opositoras en buena parte del país, desconociendo los resultados que mostraron ganador a Evo Morales.

Según esos cómputos, el presidente boliviano se impuso por más de 10% de ventaja, respecto de su principal oponente Carlos Mesa, y quedó habilitado por su cuarto mandato consecutivo.

Pese a ello, los opositores rechazaron aceptar los resultados definitivos y reclamaron la convocatoria a nuevas elecciones.

En los últimos, con el recalientamiento de la crisis, se esperaba el resultado del informe de la OEA, que fue invitada por el gobierno de Morales para relevar el proceso.

Ayer Morales convocó a los partidos opositores con representación parlamentaria a un diálogo con “agenda abierta” para intentar encausar la crisis.

“Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleístas (legisladores) en las últimas elecciones, con una agenda abierta, a debatir para pacificar Bolivia, al diálogo de manera urgente inmediata”, dijo Morales esta tarde en conferencia de prensa en el hangar presidencial, en El Alto, ciudad vecina a La Paz.

Al mismo tiempo, Morales exhortó a las organizaciones sociales afines a él a movilizarse para “defender la democracia”, pues reiteró que está siendo víctima de un golpe de estado.

Compartir: