Los conservadores británicos ganaron en un bastión laborista en las elecciones locales y regionales

237

Londres.-Es la primera vez que la ciudad elige a un representante conservador para el Parlamento desde que se creó la circunscripción en 1974.

El Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson registró una histórica victoria en las elecciones de Hartlepool, noreste de Inglaterra, y le arrebató ese escaño a los laboristas por primera vez en más de 50 años, informaron las autoridades tras los comicios locales y regionales del jueves que pueden resultar cruciales para la unidad del Reino Unido.

Es la primera vez que la ciudad elige a un representante conservador para el Parlamento desde que se creó la circunscripción en 1974.

El jueves, en lo que se denominó el «Súper jueves», los británicos acudieron a las urnas en Escocia, Gales y Londres para elegir representantes locales y regionales, las primeras elecciones después del Brexit.

Hartlepool es uno de los primeros resultados oficializados y allí la conservadora Jill Mortimer derrotó al candidato laborista, Paul Williams, por 6.940 votos.

Para Mortimer, su victoria es un «resultado verdaderamente histórico» y aseguró que los laboristas perdieron porque habían dado por sentado los votos de la gente de Hartlepool durante demasiado tiempo.

La nueva legisladora dijo que su campaña se basó en problemas locales de interés real para la comunidad y destacó su orgullo porque un conservador haya ganado en Hartlepool por primera vez en 57 años

«Escuché esto una y otra vez cuando tocaba las puertas, la gente ya se cansó. Ahora a través de este resultado, quedó en claro que es hora de un cambio», resaltó.

En ese sentido, el líder laborista Keir Starmer, no hizo ninguna declaración cuando se enfrentó a la prensa al salir de su domicilio, pero según la BBC, un representante importante del partido dijo que el resultado es «absolutamente demoledor».

En tanto, el exdiputado de Hartlepool, Peter Mandelson, un aliado clave del entonces primer ministro Tony Blair, atribuyó la derrota «a la pandemia y al exlíder laborista Jeremy Corbyn».

Según el consultor y analista británico John Curtice, experto en encuestas, la estrategia laborista de no decir mucho y no hablar sobre el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, le costó caro en las urnas.

Los conservadores también ganaron en los consejos en Northumberland, Harlow, Redditch, Dudley y Nuneaton y Bedworth

En plena pandemia pero con un clima más relajado por la alta tasa de vacunación y la caída drástica de muertos, los británicos votaron el jueves en elecciones regionales en Escocia, Gales y Londres y los resultados, que puede definir el futuro del Reino Unido, se conocerán recién el fin de semana,

Alrededor de 48 millones de personas estuvieron registradas para sufragar para elegir el recambio del Parlamento escocés, el Parlamento galés, también conocido como «el Senedd» y 143 consejos y 13 alcaldes en Inglaterra, incluida Londres.Télam.

Compartir: