Los hospitales de Estados Unidos, bajo presión por la variante Delta del coronavirus

470

Washington.-Los sistemas de salud en Estados Unidos vuelven a estar bajo presión, con un número creciente de pacientes internados por coronavirus, en medio de un rebrote como consecuencia de un rebrote de casos impulsado por la variante Delta, que se extiende por todo el país.

El promedio de contagios diarios en el país se incrementó en más de 110.000, lo que representa una suba del 25,5% en apenas una semana, según datos de las autoridades sanitarias.

Estados Unidos informó más de 770.000 casos en los últimos siete días, lo que marca el total semanal más alto en meses.

Todos los estados del país informan ahora una transmisión comunitaria alta, según datos federales.

También las hospitalizaciones en el país subieron al punto más alto en seis meses. Cada día ingresan alrededor de 9.300 pacientes, el mayor número de personas que buscan atención desde abril de 2020.

Y un dato que preocupa es que las infecciones están aumentando entre los más chicos. Las internaciones pediátricas relacionadas con el Covid-19 también se encuentran en su punto más alto de la pandemia.

El estado que está sufriendo el mayor embate de casos es Florida, de acuerdo a un análisis de datos a nivel estatal del diario El Nuevo Herald.

Las hospitalizaciones relacionadas con el Covid-19 de Florida batieron récords diarios durante 10 días seguidos, según los datos publicados cada 24 horas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos federal.

El «estado del sol» también rompió los récords de nuevos casos registrados en un día cuatro veces en las últimas dos semanas. Aún así, el gobernador republicano, Ron DeSantis se niega a exigir el uso de barbijos, como recomendaron los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

A diferencia de repuntes pasados de casos de Covid-19, donde la mayoría de los casos graves eran de personas mayores, esta nueva ola está afectando cada vez más a los más jóvenes.

El número de niños hospitalizados con el virus en la Florida ha estado entre los dos peores del país. Y genera preocupación cuando se acerca el inicio de las clases tras las vacaciones de verano.

«Esta variante Delta está arrasando», advirtió Jason Salemi, epidemiólogo de la Universidad del Sur de la Florida, quien rastreó los datos de Covid en el estado desde el comienzo de la pandemia.

«Está infectando a mucha gente con mucha rapidez», advirtió.

Salemi también atribuye el aumento significativo a la cantidad de personas en la Florida que no están vacunadas (alrededor de 8 millones que son elegibles para hacerlo), a la relajación de las medidas que reducen la probabilidad de trasmisión, el calor del verano que lleva a las personas a concentrarse en espacios cerrados con aire acondicionado y al turismo creciente en el estado.

Los casos nuevos se incrementaron casi ocho veces durante julio y aumentaron más del doble en las últimas tres semanas, según un análisis del Herald basado en promedios móviles de siete días de datos de casos diarios del Departamento de Salud de la Florida publicados por los CDC.

De acuerdo a los CDC, la variante Delta representa más del 85% de las muestras que la agencia secuenció durante las últimas dos semanas de julio.

El doctor David Andrews, patólogo y profesor que lidera el esfuerzo para secuenciar el virus en Miami-Dade, dijo que la rápida propagación de la variante Delta como la cepa predominante en el sur de Florida es un sello distintivo de su mayor contagio.

Pese a cierto alivio en los últimos meses, gracias en gran parte a una vacunación masiva, Estados Unidos sigue siendo el país más afectado del mundo por la pandemia, con 36,2 millones de contagios y 618.000 muertes, por encima de India y Brasil, según los últimos datos oficiales.Clarín.

Compartir: