Los incendios forestales en contexto de gestión y reducción de riesgos de desastres en el Paraguay

618

Por Joaquín Roa, ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional.

En nuestro país se visualizan a la fecha gran cantidad de focos de calor los cuales eventualmente se traducen en focos de incendios que propician la generación de grandes daños y pérdidas a las comunidades, el medio ambiente, la infraestructura, la economía, la producción, entre otros.

Aquí cabe el análisis de la efectiva repercusión de campañas de concienciación y responsabilidad ciudadana para la prevención de este fenómeno. Por otra parte, el Gobierno debe marcar la cancha generando políticas públicas, concertando el interés y el imaginario de los actores y sectores e instituciones a fin de propiciar un marco referencial amplio, con proyección a largo plazo, que busque la eficiencia de acciones y la inversión pública y privada para la prevención, mitigación y recuperación de estos eventos.

Es necesario el análisis sobre la necesidad efectiva de implementar y transversalizar la visión de gestión de riesgos con su enfoque holístico y multinivel. El involucramiento de los actores y sectores, la activa participación gubernamental y subnacional debe ser integral conforme a sus efectivas atribuciones, roles, misiones y respaldo presupuestario, y reflejado en marcos legales eficientes, eficaces y actuales.

El porcentaje de mayor causa de los incendios es esencialmente antrópico, es decir, lo que otorga la categoría de incendio a un fuego determinado a veces no estriba en el proceso físico – químico en sí (la combustión) que se está desarrollando, sino en que sus efectos sean valorados negativamente, por su impacto en las comunidades, en los procesos de desarrollo y diferentes sectores.

La combinación y el origen de las causas (sequías, heladas y altas temperaturas) de los incendios forestales ha evolucionado por décadas en nuestro país, en donde el cambio climático ha marcado su territorio exacerbando el clima y ha modificado los umbrales extremos de diferentes eventos, que están constituyéndose en nuevas realidades. Y estos a la vez, con la intervención humana nos sitúa en un escenario muy complicado.

Finalmente, un enfoque integral para la construcción de políticas, el diseño de acciones multidisciplinarias debería contemplar procesos educativos en diferentes niveles, inversión pública, activa participación de formadores de opinión, un diseño claro y eficiente para su cumplimiento en sanciones y medidas correctivas, son algunos factores que deben ser analizados.

Compartir: