Madrid y Barcelona pasan a la fase 1 de desescalada

287

Madrid.-El Gobierno de España concedió autorización para que los únicos tres territorios que no habían entrado en la Fase 1 de la desescalada (parte de Castilla y León, la Comunidad de Madrid y el área metropolitana de Barcelona) avancen en el proceso de desconfinamiento a partir del 25 de mayo.

«Progresan a Fase 1 todas las provincias de Castilla y León, la ciudad de Barcelona y toda la Comunidad de Madrid», anunció en una rueda de prensa el Ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Esto implica que la totalidad del país disfrutará desde el 25 de mayo de los alivios del confinamiento que implica la Fase 1, en la que se relajan las restricciones a la actividad comercial y se permiten reuniones sociales de hasta diez personas en domicilios o bares siempre que no se abandone la provincia de residencia.

Madrid y Barcelona se suman con retraso a este proceso de desescalada porque en estos lugares la pandemia de COVID-19 golpeó con una mayor fuerza, lo que llevó al Gobierno de España a aplicar un menor ritmo a la hora de relajar el confinamiento.

De hecho, el avance de la desescalada en estas regiones está acompasado con una profundización en otros territorios, ya que el Gobierno dio permiso este 22 de mayo a varias regiones para entrar en la Fase 2, que antes solo se aplicaba en algunas islas.

En esta etapa (en total el plan del Gobierno contempla cuatro fases) se permiten reuniones sociales más numerosas, se amplía el aforo de los establecimientos comerciales y se reanuda la actividad educativa —aunque de forma voluntaria— para alumnos de educación infantil y algunos cursos de secundaria.

Los territorios que pasan a Fase 2 son Aragón, Asturias, seis de las ocho provincias de Andalucía, las Islas Canarias, las Islas Baleares, Murcia, Galicia, Extremadura, Cantabria, Navarra, La Rioja, País Vasco, parte de Castilla-La Mancha y algunas zonas de Cataluña.

Es la tercera vez que la Comunidad de Madrid solicitaba al Ministerio de Sanidad avanzar a la primera etapa de la desescalada para así reactivar la economía de la capital española. Las autoridades sanitarias habían denegado esta solicitud porque argumentaban que Madrid, que ha sido epicentro de la pandemia, aún no estaba preparada, especialmente en la Atención Primaria. Barcelona, algunos territorios de Cataluña y parte de Castilla y León también pasarán a la fase 1. Estos tres territorios fueron los más afectados por el coronavirus con la mayor cantidad de contagiados y víctimas mortales.

Compartir: