Mandatario sostiene que Paraguay y Taiwán están unidos por principios y valores democráticos, no por intereses económicos

1098

Asunción, Agencia IP.- El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, afirmó este jueves que la amistad que mantiene Paraguay con la República de China (Taiwán) no está sujeta a condicionamientos ni intereses económicos, sino que están basados en principios y valores democráticos.

Las expresiones del presidente, que desmiente una reciente publicación periodística, fueron en el marco de una conferencia de prensa realizada en Loma Plata, departamento de Boquerón, tras la inauguración de la unidad zonal del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Aseguró que sus declaraciones publicadas en el Financial Times fueron tergiversadas en lo referente a supuestos condicionamientos para mantener el relacionamiento diplomático con Taiwán. “Eso no lo dije de ninguna manera”, indicó de manera tajante el mandatario.

Asimismo recordó que su misión como mandatario es defender exclusivamente los intereses de la Nación paraguaya y de ninguna otra.

El mandatario consideró a Taiwán como un “país hermano”, con el que mantiene una amistad histórica y cuya colaboración es muy valorada.

“En esa entrevista dije que mientras yo sea presidente no deben tener ningún temor porque Paraguay seguirá hasta el último día de la presidencia de Mario Abdo como aliado y amigo estratégico de Taiwán”, refirió.

Señaló que las excelentes relaciones que mantienen con Taiwán no están sujetas a condicionamientos. Aseguró que los unen principios y valores democráticos, no así los intereses económicos.

En ese orden, habló de la necesidad de construir un argumento sólido para que la gente valore esa alianza estratégica y, de ese modo, evitar que se rompan las relaciones ante un eventual cambio de Gobierno, que podría tener una visión diferente a la que tiene su gestión.

Recordó que Taiwán tiene inversiones en la región por casi 20 billones de dólares en la región y que como país aliado, Paraguay cuenta con todos los argumentos para continuar recibiendo un volumen importante de apoyo financiero.

Asimismo informó que se está trabajando de forma conjunta con el gobierno taiwanés en una agenda de inversiones de al menos 1.000 millones de dólares para los próximos años.

Sobre el mismo punto explicó que “la cooperación es muy importante pero Paraguay ya no es un país mendicante», y recalcó que lo importante es construir una alianza estratégica para que puedan venir inversiones «no porque somos aliados diplomáticos sino porque Paraguay es hoy el país con mejores condiciones para instalar industrias e inversiones».

«No quiero que le saque a todos pero quiero que mire al Paraguay como un aliado estratégico para que se instalen industrias, generen ingresos, para que ellos ganen dinero, aprovechen la estabilidad macroeconómica, el buen clima de negocios que tiene nuestro país, que toda la comunidad internacional está viendo al Paraguay como una opción para venir a invertir», dijo el mandatario.

«Lo que nosotros estamos haciendo con Taiwán, y ellos me están apoyando, es trabajar en una agenda donde nuestro objetivo es que llegue por lo menos 1.000 millones  de dólares de inversión en un tiempo, para que ellos puedan venir a invertir acá, queremos convencerles, creo que tenemos los argumentos suficientes”, reiteró.

Finalmente expresó que su anhelo es que el sector privado taiwanés vea y conozca las fortalezas y, ante todo, los beneficios que tendrán en caso de elegir al Paraguay como su socio estratégico, atendiendo a que tiene mejores condiciones que cualquier otro país de la región.

Compartir: