Ministro del Interior aboga por cárceles de máxima seguridad para grupos criminales

782

Asunción, IP.- El ministro Juan Ernesto Villamayor se refirió a que no cuenta con cárceles de alta seguridad para presos vinculados a grupos criminales de alta peligrosidad, que permita evitar el reclutamiento y situaciones como las vividas en San Pedro.

El titular del Ministerio del Interior afirmó que el área de seguridad requiere de mucha más inversión. Agregó que el combate al crimen organizado que emprende el Gobierno hizo que haya cada vez más presos por narcotráfico y delitos conexos y las cárceles del país no están preparados para ellos.

Sobre el Primer Comando Capital (PCC), el ministro señaló que existen alrededor de 40 presos de este grupo, de los cuales unos 20 tienen causas pendientes en Brasil, por lo que pueden ser expulsados del país.

La otra mitad no tiene causas en el vecino país por lo que no pueden ser expulsados del Paraguay, afirmó en entrevista con la 970 AM. Añadió que desde agosto del año pasado ya fueron expulsados unos 50 presos del PCC con causas en Brasi.

A esta cifra de 40 presos del PCC se debe sumar un centenar de presos que fueron iniciados en la asociación criminal. Este reclutamiento “está gozando de buena salud” porque las cárceles no tienen capacidad de aislamiento.

Indicó que se necesitan de cárceles de máxima seguridad que permita aislar a estos criminales.

Conflicto en San Pedro

Ayer domingo estalló un conflicto en la penitenciaría de San Pedro entre miembros del PCC y miembros del denominado Clan Rotela. El enfrentamiento dejó 10 fallecidos, 3 de las víctimas murieron calcinadas y otras por heridas de arma blanca.

Se constató la presencia de armas de fuego durante el enfrentamiento, señaló el ministro. Al respecto de esta situación y otras irregularidades constatadas, el Ministerio de Justicia anunció este lunes la destitución del director de la Penitenciaría y una intervención en el sitio.

Villamayor explicó que el Clan Rotela se dedica exclusivamente al microtráfico. “Es el clan que entra a las escuelas a repartir droga (crack)”, afirmó.

Este conflicto con el PCC podría haberse dado por el control de las rutas de tráfico, o por la sospecha de que un grupo delató las actividades del otro ante la Policía, manifestó.

Compartir: